Ir al contenido principal

Crónicas de Ejpañistán: De las puertas giratorias al cese de J. Pedro pasando por el topo de la Generalitat y otros desafueros.

Leer la prensa en este país suele llevar del estupor a la indignación, casi siempre sin solución de continuidad. Cada noticia que se desvela oculta entre sus líneas el mensaje de que en este país impera la corrupción impune. Porque si es grave que exista esa lacra, que se da en otros países también, en la misma medida en la que se carece de transparencia –y esa, sin duda, es la razón por que, y aun mejor, por que los gobiernos siempre se resistieron a legislar y cuando lo hicieron no sirvió para nada-, como se puede ver comparando los grados de corrupción acompañados al déficit de transparencia de algunos países del sur de Europa, o la casi ausencia de esa lacra, en los nórdicos donde existe un alto grado de control de lo público.

Se habla de las ‘puertas giratorias’ a propósito del paso de políticos a la empresa privada, y todos sospechamos que detrás de las contrataciones o nombramientos de cargos de substanciosas remuneraciones se esconden agradecimientos inconfesables. Menos frecuente es que un empresario pasea formar parte del Gobierno para así meter sus zarpas en los presupuestos en beneficio de su empresa.

En este país tenemos escandalosos ejemplos, el Ministro de Economía, Luis de Guindos, miembro del Consejo Asesor de Lehman Brothers a nivel europeo y Director en España y Portugal hasta su quiebra en 2008, fue como poner al lobo a cuidar de las ovejas, o al banquero a decidir la economía de un país en beneficio de la banca. Como está viéndose, dado que este Gobierno solo piensa en el interés de los inversores, sin molestarse en ocultarlo, al hacer afirmaciones como que se ha recurrido la Ley Hipotecaria Andaluza para evitar que suba la prima de riesgo.

Otro protagonista de puerta giratoria es el Ministro de Defensa, Pedro Morenés, un aristócrata del que se dice fue nombrado en esa cartera debido al especial interés del rey–SM sabrá por qué y debido a qué intereses-. Hoy el digital Infolibre publica una información en la que desvela que la fábrica de armas Instalanza S.A, en la que trabajó Morenés, dicen que hasta 2009, lleva adjudicado diez contratos por un valor total de 12.923.919 euros. No hay dinero en este país para prestaciones sociales, para Educación o para Sanidad, pero se pueden gastar casi trece mil millones en juguetitos bélicos, sin que este país esté metido en guerra alguna. 

Si hubiese una conveniente ley de transparencia cualquier ciudadano podría saber en qué términos y por qué se adjudicaron esos contratos a la fábrica en la que trabajó el actual ministro de Defensa. Mas es evidente que este es el país de la opacidad, y si alguien pretende correr las cortinas se le persigue hasta anularlo, librándose de cualquier individuo que pueda poner en riesgo la impunidad de los corruptos.

El juez Silva, que intentó poner en claro todas las ilegalidades cometidas por el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, tiene un píe en la calle, fuera de la judicatura por ello, y ayer fue cesado por incómodo el hasta ahora incombustible director de El Mundo, José Pedro Ramírez. Y es que el poder y los corruptos no se paran en delicadezas ni con quienes fueron perros fieles y les hicieron innumerables servicios.

José Pedro Ramírez, no hay que olvidarlo, fue uno de los impulsores del llamado ‘sindicato del crimen’, aquella unión de periodistas y algunos políticos del PP, que se conjuraron para derrocar a través de verdades, verdades a medias y claros infundios, al PSOE de Felipe González. Cuando llegó Zapatero al poder, en unas elecciones celebradas tres días después del atentado más grave que ha sufrido este país, a manos de islamistas vengativos por habernos metido Aznar en la guerra de Iraq, llevó a cabo una inicua campaña conspiranoica, en la que, poco menos, que culpó al presidente del Gobierno de haberse aliado con ETA para perpetrar el atentado y derrocar al PP con malas artes. Durante no ya meses, sino años, José Pedro y su periódico insistieron en las más disparatadas teorías conspiranoicas, que no cesaron cuando la Audiencia Nacional condenó a los verdaderos culpables, y estuvo inventando y removiendo absurdos hasta el hartazgo.

Mas en su ambición y su deseo de emular a Randolph Hearst, aquel periodista americano que antes de la guerra de Cuba le decía a su corresponsal ‘usted facilte las ilustraciones que yo pondré guerra’ le pudo y, acabado por consunción el asunto de la conspiranoia, osó destapar asuntos muy molestos para Raxoi y para la Casa Real. Las informaciones sobre los SMS cruzados entre el presidente y el extesorero pirata y el caso Urdangarín le convirtieron en un tipo molesto e incómodo para el poder. Aunque el destino de José Pedro –Jeta Pedro le llamaron muchos desde hace muchos años, desde que escribía artículos loando al dictador y jurando que lloraba cuando firmaba penas de muerte- no será el mismo que el de muchos otros periodistas arrojados de la prensa por el poder, porque él se va con una jugosa indemnización, aunque, como otros muchos, condenado al silencio.

En cualquier caso, el cese de un director de periódico por ser incómodo al poder pone de manifiesto la calidad democrática, o mejor dicho, la ausencia de calidad democrática de esta Ejpañistán que cada día se parece más a una de aquellas extintas repúblicas bananeras.

Porque se dan en este país hechos o acontecimientos que no parecen propios de un país serio, ni mucho menos de unos gobernantes serios. En cualquier democracia decente se supone que si alguien denuncia un delito de corrupción esa persona será considerada, como poco, un ciudadano decente. Mas en esta Ejpañistán de chufla al que denuncia corrupciones se le persigue, ya sea tapándole la boca o la tecla si pertenece al mundo de la información o con presiones o persecuciones mafiosas si se trata de funcionarios públicos.

Así lo ha hecho la Generalitat valenciana que, después de la filtración de unas facturas que desvelaban gastos muy poco apropiados a la administración, ha sometido a sus funcionarios a interrogatorios que la Intersidical calificó como "del más puro estilo policial", incluyendo grabación, a varios funcionarios del departamento de Presidencia, en busca del 'topo' que ha filtrado información comprometida para el Consell, especialmente del área más cercana a Alberto Fabra.

Entre las filtraciones del 'topo' que persiguen denodadamente los gobernantes del PP destacan gastos cargados por la mujer de confianza de Alberto Fabra, Esther Pastor, a Presidencia, entre las que se incluirían desde compras domésticas hasta habitaciones de hotel pasando por compra de alcohol, además de los escándalos de la contratación de un entrenador personal para el presidente y de un antiguo asesor como cocinero de Fabra. La Generalitat negó cualquier veracidad a las acusaciones, pero sobre todo, se ha puesto a perseguir con saña a quien pueda poner al descubierto el uso inapropiado de dinero público.

Seguramente fue el mismo o similar ‘topo’ el que hizo llegar a los grupos de la oposición los datos sobre el latrocinio organizado en la Conselleria de Solidaritat i Ciutadania, en la que se desviaron miles de euros destinados a la cooperación para auténticos estafadores, que están siendo juzgados en el presente, entre los que se encuentra el exconseller y expepero Rafael Blasco.

Al tiempo, también en el País Valenciá, el Govern acaba de dilapidar 16 millones de euros por la temporada de Fórmula 1 que no transmitió la extinta RTVV, a través de la cual se arrojó, como agua en un cesto, otros cuarenta millones de euros por la retrasmisión de la carrerita que permitió que Camps se paseara en un Ferrari.

Mientras eso sucede en el País Valenciá, el Ministro de Medio Ambiente (?)Arias Cañete, convierte Ejpañistán en el paraíso de los denostados transgénicos, los sindicatos denuncian que los fondos buitre están cobrando intereses de más del 40% en la empresa Codere, cosa que seguramente están haciendo en todas partes donde se han adueñado de bienes y el Ministro Wert vuelve a pifiarla con las becas Erasmus con unas condiciones que solo beneficiarán a los privilegiados, y entre ellas, una que atufa a régimen fascista como la de que el estudiante ‘ha de tener un buen expediente’, lo que no significa solo tener 
magníficas notas, sino también no tener ningún antecedente de protestas.

Ejpañistán se cubre de gloria con la descarada protección del poder a la infanta imputada, a la que blindan desde el fiscal anticorrupción a la abogacía del Estado, pasando por la policía, que quiere evitarla malos tragos a la pobrecilla, que la justicia es igual para todos, pero más igual para unos que para otros.

Y para que no quede duda de que Ejpañistán es un país que nada tiene que ver con una democracia de verdad, el Gobierno y algunos cargos del PP le hacen el coro a la secta católica, cargando contra el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, imponiendo a tirias y troyanas, o católicas y ateas, los dogmas de la religión que profesan sus ministros que, no solo la profesan, sino que alardean de ella.

Para acabar la crónica de esta Ejpañistán de chiste, hay que mencionar el varapalo del Consejo de Europa a la decisión del Gobierno, a través de la Ministra Mato, de negar la sanidad a los inmigrantes. El Consejo de Europa ha recordado que este país ha firmado una serie de compromisos internacionales que está obligado a cumplir, entre ellos el de atender a cualquier enfermo en el territorio nacional.

Debe de estar muy frustrado el Ejecutivo de Raxoi, sin saber cómo va a conseguir cesar al comisario de Derechos Humanos, Nils Muiznieks, como hace con todos los que lo critican.

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años.

En caso contrario me será imposible seguir manteniendo la conexión de Internet.

En el enlace que aparece en abajo podéis ver cómo ayudarme:

Esta bloguera es miembro de la 

Comentarios

  1. Como siempre querida Luisa, tu crónica es fiel reflejo de lo que nos pasa en este país.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias una vez más, Javier, por tu benevolencia. Aún se me quedaron cosas en el teclado...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…