Ir al contenido principal

Catalunya como pantalla para no hablar de lo que preocupa a los ciudadanos.

Por mucho que Raxoi y Artur Mas escenifiquen a diario enconadas divergencias respecto al futuro de Catalunya nada le puede venir mejor al Presidente del Gobierno que un asunto con el que la prensa oficial pueda llenar páginas de periódicos, cabeceras de informativos, editoriales y tertulias con el que distraer a los ciudadanos de los latrocinios, las injusticias, los recortes y la represión en todos los conceptos de un Ejecutivo anclado en los años sesenta del pasado siglo. Artur Mas le está haciendo un inmenso favor al Gobierno del PP y lo que no sabemos es si se trata de favores pactados o de la torpeza del líder de CiU que, independencia aparte, es ideológica y políticamente un calco del gallego.

Algunos salarios bajaron el pasado año hasta un 29%, la tasa de paro sigue en los cerca de seis millones y las décimas de reducción que registra el INE no se deben a la creación de puestos de trabajo sino a la salida del mercado laboral de muchos inmigrantes y no pocos españoles. Según ese organismo en dos años abandonaron el país 200.000 inmigrantes, más los españoles que igualmente dejaron el país buscando un trabajo que en este no hay.

Esa situación supuso que se redujera, en cifras absolutas, el censo de habitantes que, por primera vez desde el final de la Guerra Civil, registró un descenso de 135.000 habitantes. El paro, la pobreza que afecta ya a más del 28% de la población que no percibe subsidios o si lo hace son tan misérrimos que no solucionan sus problemas, al tiempo que el dinero de todos se escapa por las cloacas de la corrupción para ir a parar a los bolsillos de unos pocos. Esos son los problemas que acucian a los ciudadanos, su subsistencia y la realidad de un país que se hunde a causa del latrocinio sistemático de unos privilegiados sin ética que arrasan con todo.

Si alguien saliese a la calle con un micrófono –alcachofa en argot periodístico- en la mano y preguntase a la gente de la calle qué problemas le preocupa más sin duda aludiría al paro, a las deficiencias de la sanidad, al negro futuro de las pensiones, al porvenir de sus hijos porque el poder ha cerrado las puertas de las universidades a todos los que no sean cachorros de la oligarquía. A lo que hay que sumar la impotencia de ser conscientes de que esa situación se produce porque una banda de desalmados esquilmaron las cajas de ahorros, los ayuntamientos, las diputaciones, las comunidades y todo cuanto se puso a su alcance y que les permitió afanar aquello que no pertenecía sino al pueblo.

Sería sensato pensar que una prensa con vocación de servicio hacia los ciudadanos –que es la única razón de su existencia- tendría que investigar y dar cuenta de los latrocinios para que todos los escándalos que se conocen fluyeran con la naturalidad del agua de manantial, con el objeto de que la gente tuviese conocimiento de cuanto sucede y quiénes son los responsables.

Sin embargo, la prensa dedica horas y horas de tertulias, primeras páginas, aperturas de informativos y prolijos editoriales a asuntos que preocuparán en los altos estamentos del poder, más interesados en asuntos conceptuales que en solucionar la realidad del país. Así, ayer, todos los medios trataban con obcecada insistencia la votación del parlamento catalán que aprobó solicitar al Gobierno de España la competencia para poder convocar referendos y, de ese modo, llevar a cabo una consulta soberanista que horroriza al nacionalismo español.

Que Artur Mas espere tener éxito en una propuesta que el PP viene anunciando que no se admitirá jamás, que el PSOE tenga problemas en sus propias filas en Catalunya o quién voto y quien se abstuvo fue en el día de ayer el mantra de todas las tertulias, de todos los titulares, de todos los artículos de opinión que hoy también recogen los medios, casi unánimemente,  en contra de las aspiraciones de los catalanes. Que serán justas o injustas según el punto de vista con el que se observe la situación, que interesarán mucho en los despachos de los políticos o en los de los directores de medios, pero que a la mayoría de quienes padecen una crisis insufrible les importa un ardite.  

A la gente de la calle le interesaría más conocer los detalles de los hurtos generalizados que la prensa oculta casi siempre. Porque apenas informó de que el testaferro de Díaz Ferrán, cansado de estar en la cárcel, relató que su antiguo jefe, ese delincuente que robó a Caja Madrid con la anuencia del presidente de la entidad, Miguel Blesa -defendido por el fiscal jefe de Madrid, en lugar de ser perseguido por él-, tiene cuentas en Suiza con el dinero que robó a sus trabajadores y proveedores. Algunos medios no le dedicaron ni una palabra a este vil personaje, expresidente de la patronal, forofo de Esperanza Aguirre, donante de Fundescan, esa extraña y opaca fundación con la que el PP de Madrid financiaba sus campañas electorales y compró diputados corruptos del PSOE para hacerse con el poder, y estafador profesional.

Tampoco informó la prensa ‘oficial’ de las mañas de los directivos de Caja Madrid en connivencia con políticos del PP para adueñarse de lo que en el presente, y a través de un rescate que nunca se debió aceptar, estamos pagando todos los ciudadanos.

La prensa daba cuenta ayer, al bies y por encima, de que el Tribunal Constitucional había suspendido la ley Antidesahucios de Andalucía. Pero no explicó la razón por la cual un Gobierno, que debiera estar defendiendo a los ciudadanos, lo haya votado o no, se pone de parte de la banca, de los especuladores financieros, de los tiburones del dinero. Y no lo hizo porque de cumplir con la primera e inexcusable obligación de la prensa que es contar lo que pasa y contarlo con veracidad, tendría que haber explicado el entramado de intereses comunes que existe entre un Ejecutivo vendido a la oligarquía y los especuladores de la banca.

Tampoco deletrea la prensa, para que el pueblo sea consciente de ello, que si las arcas públicas del País Valencià están tan exangües es a causa del latrocinio perpetrado por los políticos del PP valenciano, cuyos dirigentes las esquilmaron, a través de la turbias relaciones entre el partido que lleva veinte años gobernando el País Valencià, y la trama Gürtel, y como, entre otros datos, personajes tan ominosos como el actual President de Les Corts, Juan Cotino, llevaban el dinero de los valencianos a Génova 13.  

En lugar de eso llena páginas y páginas de asuntos que no afectan a la vida de los ciudadanos, no sea que se enteren de cuánto y cómo les roba el poder, ya sea político o económico y reaccione como los vecinos del barrio de Gamonal en Burgos.

Curiosa es también la manera de tratar ese asunto, porque la mayoría de medios, y la televisión pública se puso como ningún otro medio en evidencia al contar que había movilizaciones violentas, que participaban antisistemas o que el conflicto era la consecuencia de la llegada de la kale borroka a la ciudad del Alarzón, no explicó,  incumpliendo la deontología profesional, que detrás del empecinamiento del alcalde de Burgos estaban los intereses creados, el compadreo entre el regidor y un promotor con el estigma de una condena por corrupción, pero que sigue mandando, esquilmando lo público para hacerse de oro, con la anuencia de los políticos.

Afortunadamente, y de momento, existen las redes sociales, la prensa alternativa, los blogs que informan verazmente, contando lo que hay y lo que se roba al pueblo, y este comienza a reaccionar.

Ya sea en el barrio de Gamonal,  ya sea en Madrid o en Alicante, en Vigo o en Bilbao, el pueblo está despertando gracias a los relatos verídicos que puede encontrar a través de internet, en redes sociales, prensa alternativa o blogs.

Porque si de la prensa oficial dependiese que los ciudadanos supieran qué sucede en este país creerían que el único problema es que Artur Mas quiere celebrar un referendo independentista.

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años.

Estoy pasando por una situación muy difícil debido a haberme tenido que cambiar de casa, recurro por ello a la solidaridad de los lectores de este blog.

En el enlace que aparece en abajo podéis ver cómo ayudarme:
Esta bloguera es miembro de la



Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…