Ir al contenido principal

De los correos de Blesa a la mordaza a la prensa: Este país está a punto de romperse y no es por culpa de Catalunya.

El juez Elpidio José Silva ha declarado en una rueda de prensa que "si la ciudadanía conociera la gestión de la Caja, el sistema no lo soportaría". Debe ser verdad, a tenor de los correos que el diario.es viene publicando y en los que se revela la desfachatez del expresidente de Caja Madrid, de los favores que hacía a todos cuantos eran amigos –desde su sobrina al exministro socialista José Barrionuevo- o cómo se reía a costa del éxito que tenía la venta de preferentes. Al tiempo, la entidad que presidía desahuciaba a miles de familias de sus casas seguramente porque nadie de los que perdieron sus viviendas eran personas importantes que conociesen su dirección de correo electrónico.

Lo que sucedió con Caja Madrid, la entidad que más dinero recibió del rescate que estamos pagando todos los ciudadanos, es posiblemente lo acaecido en todas las entidades a las que se salvó de la quiebra: amiguismos, operaciones fraudulentas para sobrevivir al despilfarro de capital empleado en satisfacer a los amigos, negocios más o menos inconfesables…

No obstante, Caja Madrid supuso un caso aparte por las relaciones de su expresidente, Miguel Blesa, con alguien tan poderoso como Aznar con el que hacía negocios de venta de armas y por sus relaciones tanto con las más altas esferas del poder como con la trama corrupta Gürtel.

Infolibre revelaba en su edición del jueves que M. Florida Holdings, la filial estadounidense de Caja Madrid que en 2008 se embarcó en la ruinosa compra del City National Bank of Florida, compartía en Miami sede y agente registrado con la filial local de Einsa, la empresa de material bélico que ese mismo año ofreció a José María Aznar un contrato como comisionista para abrir mercado de armas en Argelia y Libia. 

La ruinosa compra del City National Bank of Florida fue uno de los asuntos que el juez Silva intentó investigar sin éxito, porque la maquinaria del poder se puso en marcha como una apisonadora para quitarse al juez del medio, como hizo con Garzón por intentar investigar los crímenes del franquismo.

Mas Silva parece no resignarse y amenaza con tirar de la manta para hacer saber a los ciudadanos toda la miseria moral y el latrocinio que se esconde en la historia de Caja Madrid. Mucho está tardando en hacerlo, porque dada la calaña de quienes intervinieron en el atraco a la caja pública es muy posible que si no lo cuenta pronto no le den tiempo a hacerlo porque cualquier día aparezca suicidado o sufra un mortal accidente de tráfico, ya se sabe lo que les pasa a quienes se enfrentan a gánsteres.

La manipulación de la Justicia en beneficio propio como viene haciendo la derecha, eliminando a los jueces y fiscales capaces de dejarlos con las vergüenzas al aire o llevarles a la cárcel, está alcanzando en este triste país una situación escandalosa: procesan a Silva para impedir que investigue a Blesa, al juez que investiga el caso Urdangarín le atan las manos judiciales para impedirle que procese a la hija del rey, y en el País Valenciá los jueces se adaptan a los deseos de los corruptos dejándoles en libertad pese a las sentencias firmes, a la espera de que un Gobierno sostenido por un partido corrupto, e integrado por corruptos, los indulte.

Al tiempo que se acalla a los jueces incómodos para que no puedan plantear problemas a quienes formaron o forman parte del entramado de corrupción y abuso del dinero público, en un país en el que cada día hay más pobres de solemnidad, se limita la capacidad de la prensa hasta extremos que serían hilarantes si no fuese porque indignan.

En la rueda de prensa convocada por Moncloa junto al insufrible Van Rompuy, al que nombrarán doctor honoris causa en la universidad del Opus CEU San Pablo y de la que no podía escapar Raxoi, ni presentarse a través de un plasma, la Secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, decidió romper con el modo como se repartían las preguntas los medios, para quitar la voz a los críticos.

Desde hace diez años, en las ruedas de prensa con mandatarios extranjeros en las que solo se pueden hacer dos preguntas, los periodistas pactaban entre ellos el medio que preguntaría y las preguntas que más interesaban a la mayoría de forma consensuada. Moncloa decidió acabar con ese sistema para dar voz solo a los medios afines, como se vio con toda claridad cuando Raxoi respondió a la pregunta del diario áulico, el ABC, leyendo la respuesta.

Esa bofetada a la libertad de prensa la da el PP al día siguiente de la impresentable actitud con los medios por parte del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, muy enfadado con aquellos que han desvelado decisiones políticas en la Agencia Tributaria en la que se cesó a la inspectora que desestimó un recurso de la empresa CEMEX, a la que sancionó con 450 millones de euros, pero que tras su cese solo habrá de pagar tan solo 7 millones.

Tampoco le debió hacer mucha gracia al titular de Hacienda que se desvelase que fue él el fundador del gabinete de asesores Equipo Económico, el mismo que medió para que la Agencia Tributaria redujese la sanción a la cementera.

La expectación que había por la rueda de prensa de Raxoi con Van Rompuy no se debía a lo que fuese a decir el presidente de la UE, sino a lo que pudiera manifestar el presidente Raxoi sobre el referéndum que Mas quiere celebrar apoyado por los partidos independentistas el próximo 9 de noviembre, o el simposio ‘España contra Catalunya’.

Esas preguntas corrieron a cargo del diario áulico ABC, que le permitió al Presidente afirmar que la consulta ‘no se celebrará nunca’. La actitud del Gobierno de España y la de los socialistas oponiéndose a la consulta no hace sino alimentar el secesionismo catalán de una manera bastante torpe.

Porque si bien es cierto que Artur Mas y su Govern son el calco del PP en materia económica porque igual que Raxoi Mas está acabando con el Estado del Bienestar en Catalunya y apoya en las Cortes leyes tan fascistas como la Ley de Seguridad Ciudadana o la de Seguridad Privada, se ha subido al carro independentista, seguramente de manera fraudulenta, aprovechando el sentimiento de hartazgo de los catalanes por Ejpaña.

El PP, que creó el eslogan ‘España se rompe’ es el partido que más está haciendo para que se convierta en realidad su aserto. Si los catalanes están cansados de España, y lo están, no es porque se lo diga un President de derechas, simplemente no les gusta lo que, sobre todo el PP, identifica con Ejpaña.

Posiblemente los catalanes no estarían tan hartos del resto del país si durante años la derecha no hubiese agraviado a los catalanes falsificando su historia –por mucho que ahora se duela la derecha de que la Generalitat haga lo mismo con el traído y llevado simposio-, o al imponer una lengua que no es la suya, ‘hay que españolizar a los niños catalanes’ dijo ese incendiario que es el ministro Wert, o tratando de implantar costumbres que rechazan, como las corridas de toros.

Es verdad que la derecha es siempre derecha y que en materia económica siempre tiende a avasallar a los débiles en beneficio de los poderosos, es cierto que el empresariado catalán de los años convulsos de principios del siglo XX actuó en ocasiones como los gánsteres. Pero también es verdad que en tanto el señorito español acudía a ‘cerrados y sacristías’, el catalán a dónde iba era a la ópera.

Es el PP el que va a dar lugar a que Ejpaña salte en mil pedazos por propiciar un sistema corrupto, en el que los ladrones se han repartido en botín de los ciudadanos, donde la libertad de información y de prensa se vulnera cada día, en el que los ciudadanos no son iguales ni ante la Ley, ni ante Hacienda, ni siquiera ante la sanidad, como se ha visto en Castilla-La Mancha.

El PP rompe la convivencia al aplicar leyes represoras, intenta convertir a los ciudadanos en súbditos, deja al pueblo en la miseria, quita la voz y la palabra a la prensa, asalta los medios para que nadie informe ni critique, el país se ha convertido en un solar donde los corruptos, como las ratas, son los únicos que sobreviven.

Al dejar el país como lo está dejando el PP no es de extrañar que los catalanes quieran independizarse. Del que Gobierna el PP quisiéramos independizarnos muchos. 

Hasta los que nacimos en Madrid.


Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años.

Muchas pequeñas cantidades de muchos lectores me pueden sacar del aprieto. En el enlace que aparece en el recuadro podéis ver cómo ayudarme:


Esta bloguera es miembro de la 


Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…