Ir al contenido principal

¿Quién puede estar detrás de los ataques a los digitales progresistas?

“Para entendernos: impedir que un diario digital sea visible equivale a volar la rotativa de un periódico, silenciar una radio o cortar la señal de una televisión. Es un ataque a la libertad de expresión y al derecho a la información de los ciudadanos. Quienes han organizado y ejecutado los ataques informáticos que están sufriendo infoLibre y algunos otros medios demuestran que el periodismo independiente molesta, que hace falta, que tiene consecuencias”. Estas palabras figuran en la portada del digital Infolibre, escritas por el periodista Jesús Maraña, después de que ese diario haya venido soportando ataques informáticos muy elaborados, y muy caros, a decir de la policía que los investiga. Y no ha sido Infolibre el único medio digital progresista que ha padecido ataques informáticos por parte de los, hasta ahora, anónimos hackers que imposibilitaron el acceso a las páginas de Kaosenlared, Periodismo Humano, Diario Crítico, El Plural, Directa.cat y Radio Clara.

El ataque, que está siendo investigado por la policía, tras la denuncia de los digitales afectados, se llevó a cabo mediante el sistema de ataque DDoS, también conocido como ataque de denegación de servicio, un sistema para tumbar servidores que consiste en lanzar contra una página web una gran cantidad de visitas por segundo a través de una red de ordenadores automatizados y sincronizados. Según explicaba esta misma tarde Jesús Maraña en La Sexta, para llevar a cabo estos ataques se necesita una compleja red de ordenadores, o bien una gran cantidad de dinero para hacerse con los equipos suficientes para llevar a cabo simultáneamente el ataque.

Resulta curioso, o significativo, que el asalto a los medios progresistas críticos y libres, al margen de medios en papel que se muestran dóciles y nada críticos, cuando no descaradamente manipuladores, se produzca muy pocos días después de que el Presidente Raxoi llamara la atención en el II Foro de la Comunicación que tuvo lugar con motivo de la XXIII Cumbre Iberoamericana, sobre los "nuevos actores en el sector de la comunicación”, aquellos que, lamentó, no se "rigen por las mismas obligaciones que los medios tradicionales", a la hora de pedir “un uso responsable de la información”, en lo que venía a ser una especie de advertencia, no sé si subliminal o a grito abierto, a esos medios para que moderen el tono y las críticas al Gobierno del PP y a sus casos de corrupción.

Hasta el presente, lo único que se sabe es que algunos de los diarios atacados recibieron amenazas de la extrema derecha. Aunque, dadas las frecuentes manifestaciones de elementos de NNGG del PP, que se muestran muy afines a esa ideología, cabe preguntarse si detrás del ataque no andarán esas juventudes que amenazan de muerte a diputados de IU, que se fotografían con nazis o haciendo el saludo fascista, o, incluso, algún grupo cercano a los servicios de inteligencia.

Puede que la sospecha pueda parecer exagerada, pero teniendo en cuenta cómo se las gastó siempre el PP respecto a los medios, tampoco la idea parece tan descabellada. Para reforzar la sospecha, basta con recordar ciertos asuntos en los que los malos hábitos de un partido que no respeta la libertad de información, se muestran nítidos.

Resulta reiterativo aludir a RTVE, pero es el paradigma del tratamiento del PP a la libertad de información. El ente público fue literalmente asaltado por el Gobierno, tras ganar las elecciones y cambiar las reglas del juego, para colocar al frente de la radiotelevisión pública a su gente, condenando al exilio profesional a cientos de profesionales, unos más conocidos, otros menos, de los que la presentadora del programa Los Desayunos de TV1, Ana Pastor, constituyó el caso más significativo.

Cuando las coincidencias son excesivas, se levantan las sospechas, y hay casos en los que la sospecha se hizo realidad. Así, el Diariocritico viene sufriendo ataques desde hace más de diez años, pero el más significativo fue el que padeció en 2009, cuando el expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps fue imputado por el caso Gürtel.

A juicio de ese digital, el ataque se realizó para impedir cumplir con su deber informativo a través de un virus que afectó tanto a ese diario nacional como a la edición de la Comunidad Valenciana. El virus impedía a casi todo el público acceder a la web, ya que avisaba al lector de que ese digital era una "web peligrosa" para la seguridad de los ordenadores.

En otras ocasiones, los miembros del PP no recurrieron a maniobras tan sibilinas como el ataque informático, se limitaron a acallar a los profesionales más críticos que no aceptaban las consignas del PP.

 
Y porque cae como anillo al dedo, añadiré que el alcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, condenado recientemente a tres años de cárcel por prevaricación y falsedad documental, utilizó todos los medios a su alcance para silenciar a la corresponsal de La Verdad, esta bloguera, por haber publicado un artículo en 2004 en el que relataba las maniobras que ahora lo conducirán a prisión.

 
Al día siguiente de la publicación del artículo en el que se relataba que Hernández Mateo había prescindido del informe de los técnicos municipales -que consideraba que debiera quedar desierto el contrato de limpieza y recogida de basuras-, ya que el primer edil quería, a toda costa, asignarlo a NECSO, su jefe de prensa insistió en que no dejara de acudir a una rueda de prensa que daba el alcalde aquella misma mañana. El propósito de la insistencia no era sino el poder denostar, ridiculizar y humillar en público a esta periodista, porque, con su crónica, había desatado las sospechas sobre las intenciones de Hernández Mateo.

Ciego de rabia -era muy consciente de que la información publicada ponía sobre aviso a la oposición-, no reparó en epíteto ofensivo alguno, como juntalentras, necia, mentirosa que no se entera de nada, gente de mala fe o estúpida y, una vez finalizada la rueda de prensa, en las misma escaleras del consistorio, la envió a ‘tomar por culo’ a gritos, ante el asombro incontrolado de sus propios correligionarios y los periodistas que abandonaban la sala de prensa.

El otrora poderoso alcalde de Torrevieja, prevaricador corrupto, un delincuente -así lo ha dictaminado el TS-, consideraba que podía insultar, amenazar a los profesionales, y dejarlos sin trabajo incluso. Era la época de las vacas gordas en el País Valenciano, cuando Federico Trillo lo visitaba con frecuencia, y Camps y su Govern, no solo se lo permitían todo, sino que lo jaleaban, como invitándolo a cometer toda clase de ilegalidades, razón por la que se creía intocable.

Es lo mismo que le sucede ahora al PP en todo el Estado, persuadido como está de su poder y, a la vez, dispuesto a impedir que la prensa le plante cara. Una vez que se hizo dueño de toda la prensa de papel, El País incluido, y de todas las cadenas de televisión, tiene que evitar a toda costa que la ciudadanía se informe de lo que de cierto ocurre, contado por unos digitales progresistas a los que no puede controlar comprando sus acciones o las voluntades de sus editores con campañas publicitarias o gestiones financieras.

Y ante la posibilidad de que se le escape el control de medios incontrolables, ya que no puede recurrir a la censura previa, tal que hacía el dictador fascista al que tanto respeta el PP, seguramente esté recurriendo a los cachorros de extrema derecha o a los servicios de inteligencia, a lo que sea, antes que permitir que la población se informe de la realidad. La realidad de un partido corrupto vendido a la oligarquía, además de depredador de los derechos de los ciudadanos. 



Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si os animáis a ser solidarios, podéis ver cómo en el siguiente enlace. Muchas pequeñas cantidades de muchos lectores me pueden sacar del aprieto. En el enlace que aparece en el recuadro podéis ver cómo ayudarme:
Esta bloguera es miembro de la 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…