Ir al contenido principal

Qué quiere decir Rajoy cuando habla de independencia de los medios y libertad de prensa.

Mariano Raxoi Brei no se caracteriza, evidentemente, por su sinceridad y hay momentos en los que, además, da muestras de un cinismo inconcebible en cualquier persona que lo fuese. En su primera intervención en Panamá, ante el II Foro de la Comunicación que se celebra en los márgenes de la XXIII Cumbre Iberoamericana, el Presidente del Gobierno tuvo una intervención en la que, por mucho que hablase de  que el "pluralismo informativo y la independencia de los medios de comunicación son factores imprescindibles para el desarrollo de las democracias”, se le vio la oreja, demostrando qué entiende él por libertad de prensa, e incluso, por democracia.

El Presidente hizo un llamamiento a los medios de comunicación, grandes y pequeños, tradicionales y nuevos, a hacer un "uso responsable" de valores tan "sagrados" como el derecho a la información y la libertad de expresión. Lo que en realidad quería decir Raxoi, y que es lo que aplica en el país que gobierna, con una prensa dócil y vendida al poder político y económico era, cuando aludió al uso ‘responsable’ de la libertad de información, que los medios de comunicación no deben tratar temas espinosos que afectan al poder, siempre y cuando, obviamente, el poder lo ostente su partido.

Hacer uso responsable de la libertad de expresión, significa para Mariano Raxoi, hurtar a la población que su partido es un nido de corrupción, que existen los papeles de Bárcenas, que muestran la realidad de la contabilidad B de su partido, que él enviaba cariñosos mensajes al extesorero, y que él es un mentiroso compulsivo que pretende, con escaso éxito, engañar al Parlamento y al pueblo.

El uso responsable de la libertad de prensa, es, para Raxoi y todo el PP, limitar la información a lo que se dicta en Génova 13 o en La Moncloa, controlar los medios y a los periodistas, condenando al paro a todos los que no se sometan a sus directrices, para que nadie hable de la dramática situación de millones ciudadanos empobrecidos, en contraposición con las elevadas ganancias de los especuladores, de los abusos de la banca, o de los varapalos que las instituciones europeas le dan por el abusivo uso de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad, o las advertencias de Bruselas de que no debe dejar inasistidos a los parados.  

Basta citar lo que hace el PP en las televisiones públicas, ya sea RTVE o en las de las autonomías, donde colocan no a periodistas serios y conscientes de la obligación de contar la verdad a los ciudadanos, sino a periodistillas sin dignidad, que obedezcan los dictados del poder. Y si en el ejercicio de sus funciones pueden hacer algún negocio rentable, miel sobre hojuelas.

Así lo hizo Pedro García, exdirector de RTVV, con la visita del Papa Ratzinger, por lo que actualmente está procesado por cohecho, prevaricación, blanqueo de capitales, malversación de fondos públicos y fraude fiscal. El caso de García es uno de los más escandalosos, porque se ha conocido. Pero no es el único: jefes de Prensa de Ayuntamientos que controlan a los medios de las ciudades donde ejercen su trabajo, excelentemente remunerado, lo compaginan con los más variados negocios, a los que tienen acceso precisamente por su situación en los consistorios.

Y directores de medios ‘amigos del poder’ suelen recibir con frecuencia –algunos de ellos figuran en los papeles de Bárcenas- abultados sobres repletos de dinero negro, en agradecimiento a los servicios prestados, o por prestar, capaces de hacer olvidar a algunos profesionales sin ética, el compromiso que adquirieron con la sociedad cuando eligieron la profesión periodística.

Acostumbrados en el PP como están a la táctica del palo y la zanahoria, ‘hoy te quito campañas publicitarias si no cumples con lo que quiero, hoy te doy un sobre repleto de billetes si hablas tan solo de lo que a mí me apetece’, Mariano Raxoi Brei no pudo contenerse, a la hora de hablar de medios, periodistas y libertad de prensa, al aludir, preocupado, a los "nuevos actores" en el sector de la comunicación "que no se rigen por las mismas obligaciones que los medios tradicionales".

Al pronunciar esa frase, Mariano Raxoi se lamía la herida de su imposibilidad de controlar periódicos digitales y blogs, en los que la gente se comunica libremente, esquivando la censura que impone el PP, contra viento y marea y con no pocas dificultades. Cuando Raxoi habla de ‘hacer uso responsable del derecho a la información, por todos los medios, grandes y pequeños’, estaba advirtiendo subliminalmente a los digitales que ignoran las consignas del PP y dan cuenta de noticias que no son favorables para el PP.

En cualquier momento, los componentes de ese gabinete siniestro de retorcidas mentes dedicadas a anular la libertad, se sacarán de la manga alguna legislación que, en colaboración con Ruiz Gallardón, les permitirá cerrar medios digitales y blogs. Aquellos de los que no aceptan las consignas de un Ejecutivo que respeta la libertad de expresión del mismo modo que los dictadorzuelos de toda laya.

No poder controlar algunos medios digitales o infinidad de blogs a quien cuenta con medios de comunicación tan alejados de la honesta práctica de informar verazmente, como Intereconomía, La Razón, El ABC, Antena3, y en los últimos tiempos también con Tele5, La Sexta o El País se le debe hacer muy cuesta arriba al Presidente del Gobierno y los dirigentes del PP, que han logrado poner una mordaza impensable en otras épocas a medios que suponían una garantía de independencia, como lo fue El País.

Así, el otrora buque insignia de la libertad de expresión, llega al extremo en la actualidad de bloquear, por IP, a quienes se atreven a poner en tela de juicio las exposiciones o afirmaciones de alguno de sus redactores o blogueros controlados y bendecidos por el poder.

Los grandes medios, sobre todo los escritos, cuentan con la capacidad no solo de manipular la información, sino y también de censurar a los lectores que quieren participar con su opinión en los foros de esos periódicos que, con el pretexto de moderar las intervenciones para evitar la entrada de trolls en ellos, censuran descaradamente las intervenciones de quienes no opinan de acuerdo con la línea editorial; con el PP, en suma.

¿Cómo se atreve Mariano Raxoi a invocar la imprescindible labor informativa de los medios de comunicación con el largo historial de manipulación, tergiversación y falsedades que propalan los medios a su servicio? Y sobre todo, ¿cómo se atreve a lanzar admoniciones a los medios que aún gozan de la independencia informativa que proporciona Internet?

Las palabras de Raxoi en el II Foro de la Comunicación, son las mismas que pudieron pronunciar los caciques o dictadorzuelos del siglo XIX ante la independencia de aquellos medios que se editaban con el trabajo de un director, un cajista y dos redactores, que se partían el pecho y el alma por informar verazmente.

En el presente, Mariano Raxoi, epígono de aquellos caciques que detentaban el poder después de haberlo logrado a través de los ‘burgos podridos’, llama la atención sobre  "nuevos actores en el sector de la comunicación que no se rigen por las mismas obligaciones que los medios tradicionales".

Nuevos actores, medios digitales y blogs, de los que sus editores no estamos dispuestos a guardar silencio y a dejarnos comprar por un poder inmoral y antidemocrático, del que lo único que se puede desear es que desaparezca de una vez y para siempre de nuestra sociedad, con el fin de que sea igual a la del resto de países civilizados, en los que, ni los políticos osan manipular a al prensa, ni la prensa permite a los políticos que la manipulen.

Como hizo hace unas semanas la Agencia Boombleg con él, cuando tuvo la osadía de solicitar que hurtaran a los espectadores parte de la entrevista concedida a ese medio, y que lo envió a hacer puñetas sin contemplaciones ¡Cuánto han de aprender de sus colegas americanos y europeos a los directores de los grandes medios patrios!

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si os animáis a ser solidarios, podéis ver cómo en el siguiente enlace. Muchas pequeñas cantidades de muchos lectores me pueden sacar del aprieto. En el enlace que aparece en el recuadro podéis ver cómo ayudarme:

Esta bloguera es miembro de la 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…