Ir al contenido principal

Lo que en Europa debieran saber del Gobierno del PP (1/5)

Miembro de las Nuevas Generaciones del PP haciendo el saludo nazi
En contadas ocasiones, este país concita la atención de los medios europeos, de la ciudadanía de la UE, en especial. Somos, para su gran mayoría, el país del sol y de la siesta en el que no dimite ni Dios, los irresponsables despilfarradores de fondos europeos. Esa imagen de charanga y pandereta es precisamente la que se empeña en mantener el actual Ejecutivo de Raxoi –tal debiera ser la grafía de su apellido, conforme a la lengua del lugar en que nació y que él rechaza, no obstante, por un sentimiento y una estética centralistas, exacerbados y fascistoides-, exhibiéndola y haciendo gala de ella a la menor ocasión; así, los toros, las tapas o el flamenco cuando se trata de promocionar lo que estúpidamente llaman ‘Marca España’.

Este posteo pretende dar a conocer, en especial a los lectores que desde otros países leen mi blog, el drama que estamos viviendo los españoles, que no somos ni vagos ni impuntuales, ni beatos, ni crueles con los animales, tampoco estúpidos. Aunque, después de haber padecido durante cuarenta años una cruel dictadura militar, muchos de los que viven en este país son incapaces de levantar la voz y oponerse a los desaciertos, abusos e injusticias de un gobierno que accedió al poder jugando con ventaja en diversos comicios, ya que usó y abusó de un dinero obtenido ilegalmente, que procedía de donaciones de empresarios beneficiados por los contratos fraudulentos que otorgaban las administraciones pertenecientes al partido del actual gobierno de la nación.

Aunque la financiación ilegal del PP es algo que sí ha trascendido a la prensa internacional, que, en cambio, ignora asuntos que debieran conocerse en sus países, europeos o no, para que estuvieran en condiciones de entender que España no es una democracia como el resto de las europeas, y justo porque gobierna un partido formado en gran medida por los hijos ideológicos de la dictadura.

Tan es así, que el actual Gobierno, con un enorme poder en el legislativo –en España, hace mucho tiempo que la derecha asesinó a Montesquieu-, consiguió la inhabilitación del juez Garzón por haber intentado investigar los crímenes del fascismo, aunque se vendiera el pretexto de un asunto de escuchas ilegales que resultaba  insostenible. El PP, presidido entonces por el ya fallecido ministro franquista Fraga Iribarne, no quiso entonces, ni quiere ahora, que se investiguen los crímenes perpetrados durante la dictadura, razón por la que ni respeta resoluciones de la ONU, como la que declara ilegales las amnistías en casos de genocidio, ni atiende a las peticiones de la jueza argentina María Servini de Cubría que, aplicando el principio de Justicia Universal, ya escuchó a muchas víctimas de la dictadura para resarcirlas de todos los crímenes e injusticias sufridos durante cuarenta años de dictadura, los que los sucesivos gobiernos españoles se negaron a investigar siempre.

Porque si Zapatero hizo una ley de Memoria Histórica para, al menos, permitir que se investigaran los miles de fosas comunes de personas asesinadas, de los que aún siguen enterrados en cunetas y en bosques, el actual Gobierno del PP se niega a ello, incluso tergiversa la historia, porque, en realidad, en España no existe una auténtica democracia. No puede haberla en un país en el que, en su televisión pública, se nombra al dictador genocida Franco como ‘El Caudillo’, o donde su Gobierno considera que hay que seguir utilizando ese contradiós vergonzante de ‘Generalísimo’ para referirse a él, avalada la denominación o el atributo por una Academia de la Historia controlada por pseudohistoriadores fascistas que dieron en elaborar un Diccionario Histórico en el que se ensalza la figura de Franco, negando que fuera un dictador, a la vez que se criminaliza a políticos de izquierdas, como Azaña, Prieto o La Pasionaria.

Ese diccionario, sin embargo, fue financiado con fondos públicos en la etapa de Aznar, aunque con el Gobierno socialista se aprobó en las Cortes una proposición no de ley para retirarle la subvención, en tanto no rectificara los disparates. En cuanto el PP regresó al poder, volvió a dotarse con generosidad a esa academia, de Historia, dicen, y de la que forma parte de su dirección el Presidente de la Fundación, Francisco Franco.

En España aún existen partidos y asociaciones que defienden y ensalzan la figura del dictador y a los que se subvenciona con dinero público. Del mismo modo, hay cargos en el PP, y en las juventudes del mismo partido, que hacen pública ostentación verbal de su fidelidad a la figura del dictador o a su actuación, o que se fotografían haciendo el saludo nazi o fascista, sin que por ello se produzca reproche o denuncia legal alguna.

No es de extrañar, ya que, en muchas ciudades y pueblos gobernados por alcaldes del PP, existen numerosas calles, plazas y monumentos dedicados a la memoria del dictador y a sus leales colaboradores, responsables de cientos de miles de muertes durante la guerra civil y durante los cuarenta años de una dictadura abyecta que parece no haber abandonado, ni ir a abandonar, jamás a este país.

Por esa razón, tampoco puede extrañar, por mucho que indigne, que el actual Gobierno mantenga en cuerpos, como el de la policía o el del ejército, a personas que ejercieron su labor represora durante el franquismo criminal, o que ponga toda clase de impedimentos para que la jueza Servini pueda juzgar a los torturadores de aquel régimen, como al policía, de mote y recuerdo insoportable, Willy el Niño. http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/asi-funciona-fiscalia-del-2699393?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=elPeriodico

Con sus maneras facistas, el PP, tras ganar las elecciones, decidió controlar todos los centros de poder y, para ello, puso al frente de cada uno a gente de su partido con un nepotismo que, sin duda, se consideraría inadmisible en cualquier país democrático. Porque todos y cada uno de los órganos que debieran controlar al Gobierno para que no cometa abusos de poder están en manos de militantes del propio partido.

Así, el Presidente del Tribunal Constitucional, garante de las libertades que otorga la Carta Magna española, es militante del PP. Y es que al PP, según afirmó en público un alto cargo, los únicos artículos de la Constitución que le interesan, o que respeta, son los que aluden a la indivisibilidad del Estado español:http://periodistaparada.blogspot.com.es/2013/09/el-pp-se-quita-la-careta-solo-reconoce.html . El resto no interesa y tampoco se vela por su cumplimiento, justo al contrario.

Asimismo, la Defensora del Pueblo –El ombudsman anglosajón- fue exministra de la misma formación,  y no defiende los intereses de los ciudadanos, sino los del partido al que pertenece.  La Comisión del Mercado de Valores, el Tribunal de Cuentas y cualesquiera otros órganos que se suponen creados para frenar los abusos del poder  están presididos por militantes del partido en el Gobierno, partido que cuenta con absoluta mayoría parlamentaria para designar a aquellos que le son leales. http://periodistaparada.blogspot.com.es/2013/06/pp-el-gobierno-mas-poderoso-o-mas.htm

La televisión pública también está dirigida por gente afín al PP, porque, recién llegado al poder, se apresuró a desbaratar la legislación del Gobierno de Zapatero, que señalaba que los órganos rectores de la radiotelevisión pública debieran ser nombrados con el consenso de todos los partidos con representación parlamentaria.

Al eliminar esa norma, nombrando a un director de cadena y a un jefe de informativos afines al partido del Gobierno, de ideología ultraderechista, se garantizó que los informativos fueran meros boletines de información gubernamental, en los que se manipula, engaña y tergiversa, porque, entre otras, en este triste país, llamado España, no existe como tal la libertad de prensa: cuentan con puesto de trabajo aquellos periodistas fieles a los dictados del Gobierno del PP, que controla, no solo la televisión pública, sino la mayoría de las cadenas privadas: http://periodistaparada.blogspot.com.es/2012/06/rtve-en-manos-del-pp-vuelve-la-caspa-y.html

Al hacerse con todos los órganos de poder, contando con una mayoría absoluta en las Cortes y manipulando a la mayoría de los medios de comunicación del país, el PP dispone del dinero público a su gusto y de forma absolutamente arbitraria. Y a la vez que somete a los ciudadanos a terribles recortes en nombre de la austeridad, regala a la iglesia católica miles de millones de euros todos los años, los que detrae de las prestaciones sociales –ese asunto se ignora en su agenda, por más que se lo hubiera recomendado la UE- o destina a los crueles espectáculos taurinos millones de euros, los que detrae de la enseñanza pública.

Como todos esos asuntos son largos de exponer y este posteo está resultando largo, en el próximo, consignaré el resto de  arbitrariedades que comete el PP con dinero público, además de las medidas legales de represión que acaba de imponer en el nuevo Código Penal, y que no tienen otra finalidad que la de evitar que la ciudadanía muestre su oposición a unas decisiones absolutamente injustificables, por injustas, y cuantas otras cuestiones ponen de manifiesto lo que posiblemente aún no saben los ciudadanos del resto de países europeos y de otros que no lo sean. Que los españoles no tenemos una democracia real, y aun más, que el régimen de libertades que, más o menos, estaba vigente, se está recortando al máximo, con los peligros que no hace falta consignar en un tiempo tremendo, el que nos tocó vivir.

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Necesito ayuda desesperadamente estos días. Si os animáis a ser solidarios, podéis ver cómo en el siguiente enlace. Muchas pequeñas cantidades de muchos lectores me pueden sacar del aprieto. En el enlace que aparece en el recuadro podéis ver cómo ayudarme:

Esta bloguera es miembro de la 

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…