Ir al contenido principal

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.

Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapicheos para resoluciones judiciales, favores políticos a empresarios, comercio de oro, todo un catálogo de ilícitos penales, a los que pueden ser muy aficionados personajes carentes de ética y decencia. Si se llegase a comprobar que las acusaciones son ciertas, se aclararían asuntos sumamente obscuros de la crónica negra del País Valencià, al tiempo que se constataría que el torcido expresidente de la Diputación castellonense fue algo más que un evasor de impuestos.

El artículo del periódico catalán narra que un delincuente arrepentido, integrante de una organización criminal, se dirigió a la Fiscalía Anticorrupción para dar cuenta de la existencia de una trama internacional de pederastas que operaba en el País Valencià desde hace años. La aparición del arrepentido confirma las denuncias nunca investigadas por la justicia, a pesar de la insistencia de un padre, Reinaldo Colás, que llevaba tiempo exigiendo reparaciones por los abusos sufridos por sus dos pequeñas, Aida yTamara, quienes, según contó, sufrieron todo tipo de abusos sexuales por parte del amigo de su ex mujer, el empresario italiano Giuseppe Farina, presidente que fue del AC Milan. Las dos niñas habrían sido explotadas sexualmente, junto con otros menores, por un grupo de prominentes y depravados personajes de la alta sociedad valenciana en fiestas privadas que tenían por escenario la finca Mas del Coll, cerca de Vinaròs, y en el bar España, de Benicarló. Las escenas de abusos de menores eran filmadas y, posteriormente, comercializadas en Francia e Italia.

El caso, que permanecía archivado y enterrado, dio un giro espectacular, cuando uno de los integrantes de la organización criminal se dirigió a la Fiscalía Anticorrupción en calidad de arrepentido para relatar, con todo lujo de detalles, cómo operaba la trama, señalando que en el vértice de todo estaba el extodopoderoso presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. Según el detallado relato del delator, la organización mafiosa -de la cual formaban parte Giuseppe Farina y Bernard Alapetite- contaba con la participación de prominentes abogados, empresarios y jueces del País Valencià que tenían importantes contactos en las altas esferas políticas de la Generalitat. Según el denunciante, algunos de los menores objeto de los abusos procedían de un centro público tutelado cercano a Vinaròs.

De ser ciertas las acusaciones del actual testigo protegido, sucesos que durante años hicieron que se especulase sobre la autoría de crímenes sin resolver podrían aclararse al cabo de los años. El primero de ellos ocurrió en la localidad de Macastre –situada en la provincia de València entre las cuencas de los ríos Buñol y Magro- hace veinticuatro años, o al menos allí fue donde aparecieron los cadáveres de tres menores, Francisco Valeriano Flores Sánchez, de 14 años, su novia Rosario Sayete Moedra, de 15 años, y Pilar Ruiz Barriga, también de 15 años. Los tres salieron de excursión el 14 de enero de 1989. Nunca regresaron, y nadie volvió a verlos vivos.  El chico había pasado un tiempo en un reformatorio del que dicen que escapó. ¿Acaso el centro tutelado al que hace referencia la denuncia del arrepentido?

Ni la Guardia Civil, ni la justicia, pudieron averiguar nada sobre el misterioso crimen que conmocionó a la pequeña localidad de Macastre. Este asesinato pasaría a un segundo lugar tres años después, cuando en la localidad valenciana de Alcàsser, se produjo otro triple asesinato, el de tres niñas de quince y catorce años. Las jovencitas desaparecieron la noche del viernes 13 de noviembre de 1992 y nadie volvería a saber nada de ellas hasta sesenta y cinco días después, cuando un apicultor las encontró muertas en una fosa de un paraje conocido como ‘La Romana’. Las desdichadas criaturas habían sido violadas y torturadas antes de que se consumase su asesinato. El crimen de las niñas de Alcàsser conmocionó primero a todo el País Valencià y, tras el hallazgo de sus cuerpos, a toda la nación. El suceso supondría el comienzo de un nuevo modo de hacer televisión, el que recurre a las pasiones de la indignación y la desmesura para dar pábulo a las aspiraciones violentas de tanto descerebrado, a la vez que alimenta el morbo de los espectadores.

Las investigaciones de la Guardia Civil pronto señalaron la culpabilidad de los asesinatos en dos jóvenes marginados, Antonio Anglés y Miguel Ricard. El primero logró fugarse y aún figura en búsqueda y captura en los archivos de la Interpol, tras una rocambolesca huida de la que lo último que se supo fue que lo vieron en el puerto británico de Plymouth, donde se arrojó al mar desde el barco en el que viajaba desde Lisboa. Nunca más se supo de él. El otro acusado, Miguel Ricard, cumple condena en la cárcel de Picassent desde 1997, cuando fue juzgado.

Durante la búsqueda y tras el descubrimiento del crimen, el padre de una de las niñas, Fernando García, adquirió una gran notoriedad mediática, protagonizó no pocas apariciones televisivas y en prensa escrita, hasta que en 2010 fue condenado a un año y tres meses de cárcel, junto con el criminólogo Juan Antonio Blanco, por un delito de  calumnias a forenses y guardias civiles en sus intervenciones durante los meses de mayo, junio y julio de 1997 en el programa de RTVV 'El juí d'Alcàsser'. La sentencia señalaba que los acusados "por afán crematístico, de notoriedad, de resentimiento o por cualquier otro tipo de ánimo ilegítimo”, no dudaron en aparecer de forma continuada en los medios para poner de manifiesto “las más descabelladas teorías sobre lo acontecido”.

No fueron los únicos porque, coincidiendo con la noticia publicada por el periódico catalán El Triangle, están apareciendo páginas web con descabelladas teorías que relacionan con altos cargos de gobiernos socialistas de Felipe González, e incluso al propio expresidente, el macabro suceso. Así lo hace una web de confusa ideología que, pese a presentarse con símbolos masónicos, hace alarde de ultraderechismo, Gran Misterio.org, que relaciona a gente como al exministro del Interior de uno de los gobiernos de González, José Luis Corcuera, a Francisco Laína –el político de UCD que presidió el Consejo de Ministros durante la noche del golpe de Estado de Tejero- o a Luis Solana Madariaga, presidente de Telefónica en los años 80, con el tremendo crimen de Alcàsser.

En un artículo firmado por alguien llamado Ethan, se cuenta que un sacerdote había entregado a Fernando García un vídeo que le hizo llegar un individuo anónimo a través del secreto de confesión, de una película snuff –grabación de un crimen real para editarlo a modo de película- en la que se veía una orgia de violencia y sexo en la que participaban las personas mencionadas. Cuando tuvieron en su poder la película, cuenta la web Gran Misterio, Juan Ignacio Blanco y Fernando García viajaron a Madrid para dirigirse al Ministerio del Interior con el fin de entrevistarse con el Ministro –aunque no precisa qué Ministro y a qué Gobierno pertenecía- al que mostraron el vídeo con el objeto de dar ‘un impulso definitivo a la investigación oficial’.

La extraña página precisa que las autoridades nunca devolvieron el vídeo –del que guardaban una copia Fernando García y Juan Ignacio Blanco- y nunca más se tuvo noticias de nada relacionado con lo que denunciaba, ni sobre las acusaciones a los altos cargos implicados. ‘Todo se desvaneció en el silencio’, resume el autor del artículo que no explica por qué, si tan claras eran las imágenes y las acusaciones, los interesados no las hicieron llegar a alguna cadena televisiva que hubiera estado encantada de denunciar los hechos que en ella se demostraban.

No ha sido Gran Misterio.org la única web que ha lanzado acusaciones contra altos cargos socialistas de la época de Felipe González, con el fin de implicarlos en el crimen de las niñas de Alcàsser, porque más recientemente otra web de ideología ultraderechista, Alerta Digital, publicaba otra historia sin base, escudándose en el anonimato de un ex alto mando de las fuerzas de seguridad, que según se afirma, ‘tuvo el valor de escribir unas cartas anónimas descubriendo la trama y las envió a los padres de las niñas, donde expone que los inculpados fueron “cabezas de turco” puestos por las cloacas del Estado, para ocultar a los verdaderos criminales’. A continuación publica un escrito, a modo de conversaciones, en el que figuran muchos nombres tachados, aunque no los de políticos como José Luis Corcuera, Alberto Belloch, Rafael Vera o personajes como Roldán o Francisco Paesa. O el del propio Felipe González.

Resulta, como poco una casualidad que, simultáneamente a la aparición de la noticia publicada en El Triangle, en la que se documenta la declaración de un arrepentido de una trama de pederastas que vincula a altos cargos del PP con el crimen de Alcàsser, aparezcan otras con acusaciones diametralmente opuestas, en las que se culpa precisamente a altos cargos socialistas de los Gobiernos de González, o incluso al propio González, de esos crímenes. 

Resulta bastante increíble que acudieran precisamente al País Valenciano, ya convertido en feudo del PP por aquellas fechas, a celebrar orgías y a perpetrar crímenes. Aunque ya es conocida la reiterada práctica del PP de poner el ventilador para esparcir sus propias miserias con el fin de que les sean atribuidas a otros.


Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si no recibo vuestra ayuda solidaria acabaré sin poder pagar los recibos de luz y de teléfono, por supuesto el alquiler, y corro el riesgo de convertirme en una sin techo. Y no podré escribir nunca más…Quienes quieren silenciar las voces críticas se habrán salido con la suya.  
En esta web podéis conocer mi historia y cómo ayudarme 

Comentarios

  1. Felicitarte por tu web...
    En colectivo burbujita aparecio recientemente todo un trabajo al respecto.
    De los tres crimenes primeros se comenta, con todo lujo de detalles, que por esas fechas habian 3 campos de estrenamientos apra mercenarios dirigidos por un coronel israeli en excedencias adicto a las motosierras (en blog de narcos podras ver lo que usan los Z)
    No puedo comentarme mucho a menos que reencuentre el articulo, pues me llamo poderosamente la atencion que el titulo del mismo fuera... el peligroso es el marido de la Cospe, y me salieran con todo eso....

    ResponderEliminar
  2. Resulta interesante lo que cuentas, Anonymous. Si encuentras el artículo te agradecería que me enviases la dirección si está en la web. El del crimen de Alcàsser es uno de los sucesos más obscuros y siniestros de la historia reciente del País Valencià, sobre el que se tendría que investigar mucho, en lugar de sacar artículos tremendistas sobre Ricard, en los que la madre de una de las niñas asesinadas casi incita a que lo mate alguien, como decía en una entrevista publicada el otro día en Levante EMV.

    ResponderEliminar
  3. Aquí está el artículo al que hace referencia Anonymous:

    http://www.colectivoburbuja.org/index.php/javier-barrajon/el-marido-de-la-cospedal-es-la-clave/

    ResponderEliminar
  4. Hola Luisa, cambiando de tema, es sobre tú segunda teoría en cuanto al crimen de Alcásser, no encuentro en el blog dónde está?, he leído un comentario tuyo en otro blog, me gustaría echarle un ojo, llevo años sobre este tema, Saludos. Respóndeme con el enlace o déjame un mail para contactar contigo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos ruedas, no sé a qué segunda teoría te refieres, yo no tengo teoría alguna al respecto, únicamente traslado lo que se ha publicado sobre el asunto, y lo menciono en este post, el otro blog en el que habrás leído algo, supongo, es el de Jacqueline Pérez, que también tiene un posteo sobre este asunto. No sé con qué más te puedo ayudar

      Eliminar
  5. disculpa no había leído el artículo, me quedé con el título sólo y no lo había leído...muy interesante. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja dos ruedas, qué precipitado jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Luisa, bonita, que haya gente del PP que haga barbaridades, no significa que gente de los antiguos gobiernos del PSOE no las haya hecho también, no intentes desviar la credibilidad de quienes apuntan a determinadas personas del PSOE relacionandonandolas con el caso Alcasser, insinuando que es una maniobra del PP para distraer, porque eso se dice en multitud de foros y páginas y no son ninguna de ellas afines al PP. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero:El término 'bonita' me parece totalmente inadecuado, no soy ni tu amiga ni tu familia para esas confianzas paternalistas.
      Segundo: El tono de reconvención, igualmente paternalista me hace deducir que eres un machista
      Tercero: Hay que aplicar la lógica, los políticos del PSOE no se iban a venir a cometer atrocidades a una comunidad en manos del PP donde los podrían haber pillado de haber estado involucrados en ese asunto.
      Cuarto: El solo hecho de creer esa patraña de los políticos del PSOE hace que esas páginas y foros, por mucho que digas que no, pone en evidencia que se tragan rollos propulsados por la extrema derecha.
      Saludos

      Eliminar
    2. Vaya chorrada





      Si un día sale el vídeo tu teoría se ira al carajo.






      Eliminar
    3. Hola, Luisa. Sólo matizar un dato importante. En el 93 el País Valenciano no era un feudo del PP. Al revés, estaba gobernado por el PSOE. Sólo con el cambio de filas de Blasco y las siguientes elecciones del 95 hubo un cambio de gobierno y pasó a gobernar la gentuza del PP. Te lo dice alguien nada afín a sus políticas. Pero es importarte informar bien.

      Eliminar
  8. Me parece interesante relacionar a Fabra con el tema de las niñas de alcasser pero creo que pensar que esto es una especie de pelea entre PSOE y PP es absurdo. No se trata de ideologia politica, en el fondo son la misma calaña y los tarados que realmente cometieron esas atrocidades se pasan el bipartidismo por el forro. Es una cuestion de poder e impunidad, en las altas esferas todos son amiguetes pero de cara a la galeria son "enemigos" para que nosotros, el pueblo, sigamos cayendo en el mismo error de pensar que son ideologias distintas cuando en el fondo la unica ideologia que importa en el mundo actual es la del dinero.

    ResponderEliminar
  9. Se te ha olvidado, o no lo he encontrado, poner un contacto.

    ResponderEliminar
  10. Sí, cierto, soy una despistada. Puedes contactar conmigo a través de mi cuenta en Facebook, Luisa Sánchez. Aparezco con la misma foto que puedes ver desplegando la ventana que está a la derecha de la portada. O a la izquierda de la página.

    ResponderEliminar
  11. Excelente tu artículo te lo comparto en mi BLog sobre el caso. Saludos.

    http://elcrimendealcasser.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  12. Carlos Fabra era presidente de la diputac. De Castellon y jefe de una organización pedófila que violaba y asesinaba niños y adolescentes en la Comunidad Valenciana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa