Ir al contenido principal

Asalto a La Sexta: La derecha consuma su toma de poder en la totalidad de televisiones y prensa escrita.

“Quiero que La Sexta sea una televisión de centro-izquierda respetuosa con la derecha, pero todavía no lo es. Estamos en ello”. En estos términos se manifestaba José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, propietario de Atresmedia, donde está incluida esa cadena de televisión, después de que su anterior propietario, Jaume Roures, se deshiciera de ella por problemas económicos. Con esas palabras Lara hace público el certificado de defunción de la única cadena televisiva de la que se podía esperar algo más que loas a la derecha. Ya hace meses, desde que fue adquirida por Lara, que La Sexta venía dando señales de derechización, con la incorporación de periodistas de la caverna, como el insufrible Francisco Marhuenda, director de La sin Razón, del que el poderoso propietario de Atresmedia y Editorial Planeta, dice que es “un gran profesional. En España hay cada vez menos periodistas estrella como los de la transición, que se creen que el diario son ellos”. Con ese comentario es fácil prever qué estilo de información tomará La Sexta en el futuro.

Con la muerte anunciada de la otrora emisora medianamente progresista, se consuma el asalto total de la derecha a las televisiones en particular, y a todos los medios de comunicación, ya sean emisoras de radio o periódicos en papel que se editan en este país, quedando tan solo, al alcance de unos pocos, medios en internet y la información u opinión de los blogs, que parecen haberse convertido en los únicos vehículos de libertad de expresión, a salvo de la mediatización impuesta por el capitalismo y la derecha. El problema está en que esos medios en internet no tienen la posibilidad de llegar a las masas de la manera que lo hacen las televisiones. De esa forma, la ultraderecha se garantiza la capacidad de manipulación del pensamiento de los ciudadanos, a los que, a través sobre todo de las cadenas de televisión, se manipula, engaña y oculta la realidad de los problemas, abusos y latrocinios que sufre el país por parte de la casta que todo lo controla.

Sometiendo a la opinión pública a través de las televisiones –como antes lo hacía desde los púlpitos-, la derecha de este país, que ha colocado al PP en el Gobierno para poder llevar a cabo con comodidad su revolución cultural destinada a imbecilizar a las masas para mejor someterla y explotarla económicamente, se garantiza el poder durante lustros o decenios.

La operación comenzó ya hace años, cuando la derecha se hizo con los medios de Prisa, al comprarlos para incorporarlos a Mediaset, el grupo mediático de Berlusconi. La primera medida que tomó ese grupo fue la de liquidar CNN+, la mejor cadena de solo información que existía en este país, con un plantel de periodistas independientes, de gran profesionalidad y en absoluto sometidos a los dictados de los políticos, fueran de la ideología que fuesen.

Previamente, y a través de las concesiones de emisión de TDT en manos de las autonomías, el PP se hizo con todo el espacio para conceder licencias a tan solo emisoras amigas, las más cavernarias de todas las regiones, como Intereconomía, Mediterráneo, Libertad Digital, MundoTV y, evidentemente, todas las supuestamente públicas de las autonomías donde gobernaban, como Tele Madrid, Canal9 o, posteriormente, la televisión de Castilla-La Mancha, que Cospedal puso en manos del infame Nacho Villa, y un sinfín de emisoras locales o comarcales.

De ese modo la derecha se garantiza la manipulación de las mentalidades febles, las de aquellas personas que, sin una gran capacidad cultural, sobre todo las de edad avanzada, degluten como pavos toda cuanta información les transmiten esas cadenas, admitiendo su mensaje sin la menor capacidad crítica, convencidos de que la caja tonta es poco menos que el Oráculo, que ha venido a sustituir al púlpito de los domingos que, de todos modos, sigue ejerciendo la misma capacidad manipuladora que en el pasado.

Si como decía Mac Luhan, “el medio es el mensaje” –significando con ello que un medio afecta a la sociedad en la que juega un papel, no sólo por el contenido, sino también por las características del propio medio- el mensaje de las televisiones actuales ha pasado a ser un universal trasmisor del pensamiento único del capitalismo salvaje y la ultraderecha ultraconservadora y talibana de este país.

Desgraciadamente, el poder de la ultraderecha no solo se ha adueñado del mensaje en las televisiones, en estos momentos la prensa escrita está, por completo, controlada por el PP, y o, por el poder financiero, después de que El País, otrora enseña de periodismo libre e independiente, cayera en manos de Berlusconi –buen amigo de Aznar- y una financiera americana y, simultáneamente, se vendiese al PP a través de campañas publicitarias institucionales, o de imagen.

No hace falta sino ver las portadas de las últimas semanas para comprobar la deriva de los últimos meses que lleva el otrora diario de Prisa, respecto a asuntos como el caso Bárcenas o el caso PP, en el que El Mundo le ha ganado la partida –no por demócrata ni por ética periodística, de la que carece su director, sino porque sirve a intereses aún más ultraderechistas que los del actual Presidente del Gobierno, Mariano Raxoi-, o su sometimiento a los caprichos gubernamentales, que ningún periodista digno tendría por qué aceptar, como el esperpéntico paseo protagonizado el viernes por Raxoi por la ruta fluvial en Ribadumia, donde obligó a la prensa a seguirle en silencio y sin  preguntar, dos minutos detrás de la comitiva presidida por el jefe del Ejecutivo, al que acompañaban el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo y otros cargos del PP. Los medios aceptaron de buen grado la convocatoria gubernamental para, simplemente, ver como el Presidente del Ejecutivo paseaba, en una puesta es escena más propia de la dictadura, como cuando el dictador genocida inauguraba pantanos, que de un país democrático.

Aunque no es solo El País el único medio caído bajo el poder del PP, el que otrora fue considerado independiente o no sometido al pensamiento conservador, en el País Valencià el Levante-Mercantil valenciano, experimentó hace tiempo el mismo cambio. De su deriva hacia la derecha dan cuenta sus informaciones –o su falta de información, como cuando hace unas semanas no publicó la noticia de la imputación del Presidente Fabra por un presunto delito de prevaricación cuando era alcalde de Castellón-, y sus artículos de opinión, como el publicado ayer por uno de los blogueros de ese periódico, Alberto Soler, que en el pasado presumía de ideología progresista y que, como otros tantos, es protagonista de un desdichado e indigno cambio de chaqueta, al sumarse al coro de la derecha que, desde el pasado jueves, no hace sino clamar dolorida contra una protesta protagonizada por sanitarios en la puerta del Hospital de la Paz, donde está ingresada la Delegada del Gobierno de Madrid, tras un accidente de circulación.

La derecha y todos cuantos se vienen sumando, como el citado Soler, al grupo de corifeos del PP, se sintió sumamente dolida porque los manifestantes recomendaron a la Delegada del Gobierno que acudiese, en lugar de a la Sanidad Pública, a la privada de la que tan partidaria es, para ser curada de las heridas sufridas en el accidente de tráfico en el que fue atropellada por un turismo cuando circulaba en su moto por el centro de Madrid. Resulta chocante tanta sensibilidad respecto a Cristina Cifuentes, teniendo en cuenta que los integrantes del PP no son precisamente gente de diálogo, y que los manifestantes no hacían sino pedir para ella lo mismo que pide, más bien impone, su partido en el Gobierno, y todos y cada uno de ellos para la nación en su conjunto, siempre sin haber consultado previamente a los ciudadanos. Por lo que, a cualquier profesional con sentido del equilibrio, habría de parecerle no solo bien, sino coherente, legítimo y necesario. Cuando las declaraciones habituales de esta señora levantan ampollas, y no parece que le preocupe en exceso si, además de ampollas, producen descalabros, resulta pasmoso que la prensa se haya mostrado tan sensible por el daño que haya podido recibir en su delicada piel la señora Cifuentes.

Los dicterios lanzados contra quienes no hacían sino expresar lo que parece justo, dado el proceder de esta individua y sus correligionarios, no son sino la muestra fehaciente de en qué manos están la totalidad de los medios de comunicación. 

Lo que obliga a refugiarse en digitales y blogs para librarse de tanta manipulación y tanta cobardía. Mas esos medios tienen un seguimiento limitado, en tanto que las televisiones tienen una audiencia masiva, que llega prácticamente a todos los hogares del país. Bien haría la izquierda buscar a algún excéntrico millonario que financiase una cadena, al menos imparcial. En el supuesto de que exista algún mirlo blanco dispuesto a dedicar parte de su dinero a tan loable fin. 


 Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si no recibo vuestra ayuda solidaria acabaré sin poder pagar los recibos de luz y de teléfono, por supuesto el alquiler, y corro el riesgo de convertirme en una sin techo. Y no podré escribir nunca más…Quienes quieren silenciar las voces críticas se habrán salido con la suya.  
En esta web podéis conocer mi historia y cómo ayudarme 

Comentarios

  1. Genial, enhorabuena. Me encantan las informaciones relacionadas con la superestructura de nuestros medios de comunicación.

    Cabe mencionar también con la llegada del PP al poder la liquidación de profesionales como Ana Pastor, que dignifican nuestra profesión y tratan de llamar a las cosas por su nombre. Ese fue otro golpe a la televisión plural en España.

    No te puedo dar dinero porque estoy en paro como tú, pero me alegra saber que hay periodismo aún en algunos rincones de la red. Suerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Podemos hablar de democracia cuando la propiedad de lo medios de comunicación de masas está concentrada en manos de unos pocos? Es evidente que no. Los medios de este país cumplen la función de difundir un pensamiento único capitalista, extendiendo en la población la sensación de que no hay alternativas a este sistema.

    Antes de que Lara comprara La Sexta esta cadena ya ejercía esta función con tertulianos como Marhuenda, sólo que en vez de estar al servicio del PP está al servicio del PSOE, la otra pata del bipartidismo neoliberal que ha gobernado España los últimos 30 años. No hay más que ver el currículum de su director Antonio García Ferreras, buen amigo de Zapatero y de Carme Chacón.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Anonymous. Creo que, tal y como están las cosas, el único periodismo libre que se hace hoy día es el de los blogs y algunos digitales independientes, como La Haine, o Rebelión.org. Aparte de eso, te aseguro que hay muchas 'Anas Pastor', que han sufrido el despido por no plegarse a los deseos del PP. Yo misma, que no me quedé sin trabajo a causa de un ERE ni nada parecido, sino porque resultaba incómoda.

    Y no, evidentemente no se puede hablar de democracia en un país donde la prensa está al servicio de los poderes, ya sean políticos o financieros, y los profesionales sometidos a humillaciones como la de no permitir preguntas en las ruedas de prensa, o el patético paseo de Raxoi en Galicia.

    Y sí, tienes razón, La Sexta era un medio proclive al PSOE, pero con todo, un soplo de aire fresco -como los programas de Jordi Évole, uno de los mejores periodistas que hay hoy en día- en comparación con la caspa que nos invade desde las televisiones públicas, las berlusconizadas, y las del reaccionario de Lara. Y si hablamos de prensa escrita, no hay grupo mediático que no esté absolutamente entregado al poder, desde Prisa a Prensa Española, pasando por Vocento o el que edita El inMundo.

    ResponderEliminar
  4. ¿ Me puedes decir una sola televisión importante de ámbito nacional que en los últimos 20 años no haya seguido los dictámenes de la ultraizquierda?

    GRACIAS

    ResponderEliminar
  5. JuAg,si me dices qué televisión ha seguido alguna vez los dictámenes de lo que llamas ultraizquierda... Aunque a lo mejor no hace falta que te aclare nada, porque debes saber más que yo, seguro que tras ese seudonimo se oculta mi admirado Marhuenda. Solo él es capaz de decir semejante disparate.¿O hay más Maruhendas? ¡Qué divertidos vamos a estar!

    ResponderEliminar
  6. Cuanto mal pensante hay suelto por el mundo...

    ResponderEliminar
  7. No estoy en absoluto de acuerdo con el enfoque. El País sigue siendo de izquierdas y la SER también. Telecinco es más de centro izquierda y La sexta ha cambiado, pero sigue en la órbita de la izquierda. Y, por supuesto, te olvidas de los medios de Catalunya, donde el PP y la derecha no pintan nada, como La Vanguardia - centro nacionalista - o El Periódico, claramente socialista. Hay que considerar más inteligente a la audiencia y a los lectores.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catalunya esta gobernada por CiU que son mas de derechas que el PP. De libertad en Catalunya nada de nada

      Eliminar
  8. Gran trabajo, los periodistas de verdad, que ya son muy pocos, debeis de organizaros en la red, formar colectivos y tomar modelos a seguir como meneame, donde haya un feedback real y rapido con los oyentes, que permitan rapidamente detectar intrusos y trolls, y dirigir vuestras investigaciones a las demandas de los mas desfavorecidos.

    Solo una nota, Ana Pastor, es una vendida al sistema de 3 pares de cojones, por eso su maridito de Al Rojo Vivo, le ha colocado en la Sexta, donde retoma despues de vacaciones, y donde ya a soltado varios lametones de polla a los peperos entrevistados.

    ResponderEliminar
  9. No son diarios, pero en papel tenemos Diagonal, La Marea, Mongolia, TintaLibre, los cuadernos de eldiario.es... Y fuera de internet tenemos radios libres en muchas ciudades. Y aún hay teles locales como TeleK, ¿no? Lo que no podemos hacer es fiarnos de la iniciativa y la motivación capitalista para cubrir la actualidad desde un punto de vista anticapitalista. Es fundamental que nos comprometamos con nuestros propios medios, cooperativos, comunitarios.

    ResponderEliminar
  10. los perodicos de izquierda se estan encontrando con su propia medicina, la realidad

    ResponderEliminar
  11. Evidentemente la sexta es una herramienta más del PP, intentando, en este caso, disimular su apoyo a la ultraderecha haciendo pasar, de tanto en tanto, un concepto de centro izquierda. Y para JuAg, lamento decirte que en España NUNCA existió la ultraizquierda. Apenas una izquierda light como la que hace Izquierda Unida. Light. Muy light. Descafeinada si quieres. Finalmente, 4lex, te diré que estoy de acuerdo contigo pero seamos sinceros: Diagonal, Tintalibre etc, son de tiraje y lectura muy limitada.

    ResponderEliminar
  12. La sexta, de la derecha ??? lo que hay que oir. Pero si huele a rojillo que apesta.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Luisa por aportar más información. En mi opinión, ya es hora de mirar entre bambalinas, y dejar de creerse la escenificación de los perversos. El uso de los medios de masas para coaccionar a los ciudadanos con desinformación, que no es una novedad, no ha hecho sino aumentar en extensión e intensidad. Y la televisión no puede ser una excepción, por que es el mayor arma de todas.
    Por desgracia, los únicos aliados que le queda a la VERDAD son los propios ciudadanos, que tienen que espabilarse para poder conseguirla. Cada persona es un periodista en potencia, y esto no es intromisión profesional, es una necesidad democrática para poder luchar por un futuro realmente decente y sostenible para las generaciones venideras. INTERNET es el único medio que enlaza a los ciudadanos y permite la LIBERTAD de información (en medio, eso sí, de mucha desinformación), y por ello está sufriendo todo tipo de ataques, con la coartada del terrorismo o la pederastia, pues pretenden censurarlo y controlarlo al 100%. Te animo a seguir luchando, pues esta causa es GRANDE y JUSTA.
    Ampliar información sobre "Los dueños de la información II" en una gran entrada del Blog "La Mirada del Mendigo" (http://esmola.wordpress.com/2012/07/09/los-duenos-de-la-informacion-ii/)

    ResponderEliminar
  14. No se preocupen que el payaso de Wyoming no desaparecerá.

    ResponderEliminar
  15. Me explican por qué TVE española ha dedicado miles de horas a Bárcenas y unos segundos a los EREs o a lo de la UGT

    ResponderEliminar
  16. Durante el gobierno de Zapatero tanto Cuatro como La Sexta empezarón a emitir en analógico, poniendo dichos canales en una posición privilegiada frente a los demás que tuevieron que esperar a la TDT. Supongo que en aquel momento no te resultó dicha acción nada sospechosa.

    ResponderEliminar
  17. Tanto texto para tantas bobadas... así vamos.

    ResponderEliminar
  18. Hombre, Luisa, fíjate bien en qué sencillo resulta averiguar cuando uno, en este caso, una, ha dado en el mismísimo corazón de la diana, solo verificar que, junto con la gente íntegra que entra, lee y a continuación comenta en el sentido que juzga oportuno, o agradece y felicita, surge de la nada siempre un ejército de ridículos, mercenarios y ágrafos guardadores del PP, es decir, de esa ultraderecha torpe, naZionalcatoliscista, inculta, mendaz, cobarde, ladrona y estomagante. ¡Enhorabuena! Y no dejes de seguir echando una mano, porque nos van a hacer falta todas, hay que echarlos del poder como sea, o siguen arruinando la nación para su propio enriquecimiento, el de sus amigos, los empresarios, la banca y la iglesia católica, la que siempre estuvo de parte de los regímenes más autoritarios, los que degradan al ser humano invariablemente. Y a los jueces, también habrá que exigirles muchas cuentas, por cierto.

    ResponderEliminar
  19. En efecto. Por desgracia hay mucho sicario cibernético (voluntarios o mercenarios a sueldo) que pretenden cercenar en Internet cualquier crítica contraria a sus intereses boicoteando cualquier blog o web con su berborrea del sabotaje. Saben que Internet es su terreno de lucha, pues la censura en los medios de masas es oficial, y se hace desde los propios medios. Pero ya sabemos cómo identificarlos, pues se delatan ellos mismos. Animo a todos a practicar el "Apaga la tele, enciende tu mente", y crear una auténtica y fuerte capacidad crítica propia. A estas alturas, cualquiera que tenga dicha capacidad, se ríe de estos sicarios que, por desgracia, sí pueden hacer daño a los que no tienen dicha capacidad.

    ResponderEliminar
  20. Hola , me a gustado el artículo , pero tengo una pequeña crítica constructiva para tu sitio web, con la tecnología que usas y lo parámetros que tienes programadas en el blog no permite que pueda modificarse el tamaño del texto, dificultando su lectura por ser pequeña la fuente por defecto que usas, se que ha opciones para modificar los parámetros de los navegadores pero no todo el mundo los conoce, en un tablet con navegador Safari y también crome ofrecen e, mismo aspecto , no puedo usar las características de ampliación del tablet con los dedos y el la fuente es pequeña, un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…