Ir al contenido principal

Apertura de curso del PP: Rajoy llegó, miró… y mintió.

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Raxoi Brei llegó esta mañana al castillo de Soutomaior –que el Presidente, abjurando una vez más de su lengua materna, nombró como Sotomayor, haciendo uso de la ‘lengua del imperio’ que impuso el dictador genocida- para contar nuevas mentiras, y una sola verdad: la de que nada le va a distraer de sus propósitos. Para eso ganó las elecciones, para darle la vuelta a este país, haciéndolo retroceder cuarenta años con el fin de que la oligarquía y la secta católica cuenten aún con mayores privilegios. Ese fue su propósito, desde que proyectó el asalto al poder a través de un golpe de Estado en las urnas, para el que no se sirvió, no como tradicionalmente hicieron otros dictadorzuelos de nuestra historia, de tanques o de caballos asaltando las Cortes, sino de un arma menos cruenta pero igualmente letal: la mentira.

‘Nada ni nadie nos va a distraer de nuestra tarea esencial’ aseguró, y, en contra de su costumbre, al hacer esa afirmación no mintió: nada, ni sobre todo, nadie, ni el pueblo harto y desesperado, la oposición igualmente cansada de ser ninguneada e ignorada, ni la judicatura que se encuentra con los continuos palos que coloca en la rueda de la investigación de la financiación irregular de su partido le harán desistir de unos propósitos que, dice, pasan por superar la crisis, sin explicar que la que quiere superar es la que sufren los bancos y las grandes empresas, porque la que arrostran los ciudadanos, ya sean estos parados o autónomos, trabajadores, dueños de pequeñas empresas o estudiantes, seguirán padeciéndola a consecuencia de su forma de gobernar, enfocada tan solo a garantizar el bienestar de la oligarquía empresarial y financiera y de la secta católica, así mismo oligarquía, dadas sus enormes propiedades y la gran fortuna que atesora, a base de no pagar impuestos y recibir miles de millones del dinero público, el que este Gobierno hurta a los ciudadanos para dárselo a los obispos.

Haciendo honor a su inveterada costumbre de no decir verdad, Raxoi afirmó, en un acto de propaganda electoral a la manera del PP, engañando una vez más, que económicamente ‘estamos mejor que hace un año’. Obvió que la Deuda Pública ha aumentado a índices que nunca se alcanzaron en la historia de este país, dado que en los últimos 12 meses –esos que a juicio del Presidente han supuesto un mejora en la economía- la deuda pública se ha disparado el 17,3%, debido a que 2012 fue el año del rescate bancario. Como consecuencia de una decisión que ha supuesto beneficio tan solo para los banqueros, la deuda pública supera, por primera vez en la historia, el 90% del PIB y llega hasta el 90,1%.

Cuando Zapatero – a quien el PP calificaba como el ‘peor presidente de la historia’, y al que culpaba de ser el responsable directo de la crisis económica- dejó el Gobierno, la deuda pública española era de 734.961 millones, equivalente al 69,3% del PIB, 12,9 puntos inferior a la media de la UE (82,2%). Desde que Mariano Raxoi accedió al poder, la deuda pública española ha crecido en 202.039 millones, lo que supone un incremento de 20,3 puntos del PIB. Ese exponencial aumento de la deuda pública es debido, además de al rescate bancario, a que la Administración gasta más de lo que ingresa y debe recurrir a los mercados de deuda para cubrir la diferencia. Entre otras cosas, el plan de pago a proveedores que puso en marcha el Ejecutivo de Raxoi, con objeto de saldar la deuda comercial de ayuntamientos y comunidades, que supuso casi 28.000 millones más de deuda, a los que hubo que sumar el rescate bancario procedente de Bruselas y articulado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que sumó casi 40.000 millones adicionales. Mas ni un solo euro, de todos aquellos en los que se endeudó el Gobierno de Raxoi, supuso beneficio alguno para la ciudadanía que, precisamente con el argumento de la deuda, se ha visto sometida a infinidad de recortes y privaciones de derechos. Este país deberá pagar nada menos que dos mil millones euros al año de intereses solo para rescatar a entidades que llevaron a cabo una desastrosa gestión, pero que benefició y no poco, a los banqueros, de los que ni uno solo ha respondido ante la Justicia de sus latrocinios.

Al decir que la economía está mejor que hace un año, Raxoi ignoró también el dramático aumento de la pérdida de trabajos que ha supuesto una reforma laboral inicua, pensada tan solo para favorecer al empresariado. No le interesan al Presidente los problemas de los parados, a los que también ha sometido a recortes y a una persecución implacable, acusándolos de no querer trabajar para privarlos de prestaciones.

Cuando anuncia una bajada de impuestos no es que mienta, sino que confunde. Porque aunque la prensa oficial anuncie esa bajada de impuestos para hacer creer a la gente de a pie que la reducción impositiva le beneficiará, solo favorecerá a las grandes empresas y fortunas. Que es para quienes trabaja Mariano Raxoi y su Gobierno.

Con la prepotencia propia de los dictadores, Mariano Raxoi obvió el escándalo Bárcenas, no le interesa ni le importa, porque, convencido de que los jueces agacharán la cabeza y quedará impune la continuada financiación ilegal de su partido, los fraudulentos ‘sobres sueldos’ y todos cuantos contratos irregulares concedió, de forma ilegal, a sus amigos. No piensa distraerse en algo que a una persona con un mínimo sentido de la ética le parecería preocupante. ‘Nada ni nadie’ le va a distraer de sus propósitos, de su intención de convertir a los ciudadanos en súbditos, a los trabajadores en esclavos, a las mujeres en úteros fecundos sin más derecho que el de permanecer en casa sometida al marido, de limitar la enseñanza –religiosa, discriminatoria y clasista- a los privilegiados.

Raxoi está convencido de que ‘nada ni nadie’ va a sacarle del poder, ni esta legislatura ni la siguiente, persuadido de que volverá a ganar las elecciones con las mismas falacias y la misma ventaja económica a la hora de financiar ilegalmente la campaña electoral. ‘Nada ni nadie’, cree, se opondrá a sus decisiones, porque cuenta con la pasividad del pueblo, y en caso de que parte de este se sublebara , contará con un nuevo Código Penal articulado para castigar con la cárcel a quienes demuestren su descontento y con inversiones millonarias –las que detrae de Educación, Sanidad, Dependencia y prestaciones sociales-, destinadas a la compra de pelotas de goma y botes de humo para que las Fuerzas de Seguridad repriman a quienes osen manifestarse en contra de su política, a la manera de las dictaduras fascistas.

Nada ni nadie, a menos que el pueblo despierte de una vez y, por millones, salga a la calle para oponerse a sus intenciones. Y si eso sucede, ni la reforma del Código Penal, ni pelotas de goma, botes de humo o fuerzas antidisturbios podrán impedirlo, si la marea es tan grande como para arrasar con tanta ignominia, prepotencia, corrupción e injusticia.


Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si no recibo vuestra ayuda solidaria acabaré sin poder pagar los recibos de luz y de teléfono, por supuesto el alquiler, y corro el riesgo de convertirme en una sin techo. Y no podré escribir nunca más…Quienes quieren silenciar las voces críticas se habrán salido con la suya.  
En esta web podéis conocer mi historia y cómo ayudarme 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…