Ir al contenido principal

15M: Movilizar a la ciudadanía contra las mentiras y la corrupción del PP.

Los integrantes del 15M están convocando una gran manifestación para el día 5 de octubre, con el fin de protestar contra la corrupción y los fallos de un sistema democrático que, a juicio de uno de los convocantes, integrado en el grupo ‘Democracia Real YA’, ‘el sistema está fallando’. Ese portavoz, Kike Castelló, comentó al medio digital Infolibre que,el PP ha encubierto al extesorero hasta que no pudo evitar que se destapase el escándalo del cobro de sobresueldos millonarios,  mientras pedían grandes sacrificios a la sociedad, que no paran de ver recortados sus derechos y perder calidad en servicios esenciales como la sanidad y la educación’. Esta vez el 15M no quiere pinchar con la participación, como le sucedió en sus últimas convocatorias, por lo que ha cambiado su estrategia: no solo convoca con casi mes y medio de anticipación, sino que también lo hará recurriendo a sistemas diferentes y más tradicionales que los llamamientos a través de redes sociales, porque quieren llegar también a las personas que no están familiarizadas con ellas.

Con el propósito de que la manifestación sea multitudinaria, el 15M ha invitado a participar en la protesta ciudadana a todos los colectivos que se sientan afectados por una situación escandalosa, que tendría que llevar a la dimisión del Gobierno y convocatoria de elecciones anticipadas. Puede parecer una utopía, mas deberían sumarse a esa convocatoria los partidos políticos de oposición, dejando al lado intereses particulares, y los convocantes olvidar el rechazo que estos le provocan, porque solo desde una unidad absoluta de todos cuantos se ven perjudicados por la actual situación de golpe de Estado a través de las urnas que dio el PP en las elecciones de noviembre de 2011, se podrá hacer tambalear a un Gobierno encastillado en el argumento de que son más los que aprueban su gestión que los que la censuran, agarrándose a una mayoría absoluta, lograda a base de engañar al electorado con un falso programa.

Movimientos ciudadanos, partidos políticos y particulares escandalizados por una corrupción insufrible y por las medidas de un Ejecutivo que están costando las vidas de muchas víctimas de sus recortes –los suicidios por desahucios o por absoluta penuria económica producida por la ausencia de protección social, se han disparado desde que gobierna el PP, los errores médicos por falta de personal y la infame medida de privar de Sanidad a los inmigrantes, también están causando muertes-tendrían que unirse para hacer saber al Gobierno y al partido que lo sustenta, nada democráticos ambos, sordos, mentirosos y represores, además de corruptos, que deben irse.

Porque en tanto el pueblo no le obligue contundentemente, con manifestaciones multitudinarias y concentraciones de larga duración, ya sea en el kilómetro cero de la capital del Estado, ya sea cercando el Parlamento o La Moncloa, que haga llegar el clamor a toda Europa, el Ejecutivo seguirá encastillado en sus andróminas y no soltará el poder, a menos que la insistencia de la ciudadanía se les haga tan insoportable como se le hizo a los islandeses hace unos años. Y si ellos pudieron no hay ninguna razón por la cual aquí no pueda acontecer algo similar.

En tanto, el PP se ufana de estar satisfecho de cómo va la instrucción del caso, y piensa que en unos meses, tras unas investigaciones que parecen marchar a trompicones y con decisiones absurdas, dilatorias y restringidas, el caso se sobreseerá. Porque, según se quejan los abogados de la acusación particular , primero tibiamente, pero cada día con más contundencia, la actitud del juez Ruz es la de poner palos en las ruedas de todo cuanto solicitan las acusaciones populares, sobre las que, por otra parte, ya está el PP lanzando globos sonda para eliminarlas,  y para ello ya ha puesto en boca del portavoz in péctore de la caverna, el director de la ‘Sinrazón’, Francisco Marhuenda, la inutilidad de tales acusaciones, con el argumento de que ‘para acusar ya está la Fiscalía’. Sobre todo, cuando se trata de una Fiscalía que depende directamente de un Fiscal nombrado por el Gobierno, para que todo quede en casa, e impune.

Aunque, a pesar de todas las restricciones, dilaciones en reclamar la entrega de ordenadores, o incluso el registro de la sede del PP, las evidencias están acosando a ese partido, a diferencia de lo que sucedió con el caso Filesa -el escándalo de financiación ilegal que afectó al PSOE en los años 80-, no se ha procedido a un registro como aquel, donde se volvió del revés la sede de Ferraz. A Génova no ha acudido nadie y el PP ha tenido tiempo no solo de borrar archivos de ordenadores, que al final siempre pueden ser rastreados por hábiles informáticos, sino hacerlos desaparecer en el fondo de un pantano, o en un vertedero, donde nadie los encontrará jamás.

Las evidencias documentadas de que Raxoi mintió al Parlamento –cosa que aquí no tiene repercusiones legales, como sucede en los países sajones-, el último detalle que se ha conocido hoy respecto al asunto, al desvelarse que Bárcenas seguía pagando su cuota de militante en las mismas fechas en las que Raxoi aseguraba que ya no tenía nada que ver con el PP, las declaraciones de la propia Secretaria General, Dolores Cospedal, la recuperación del extesorero ‘bueno’ hasta el presente, Álvaro Lapuerta, que es posible que pueda declarar en septiembre, en caso de que no sufra alguna pertinente caída más,  y que nadie sabe qué declarará, está provocando bastante nerviosismo en la sede de Génova 13.

Podrá alegar el Ejecutivo que todo lo conocido del culebrón Bárcenas no son pruebas suficientes para un procesamiento judicial, aunque, obviamente para que el actual Gobierno, con su falaz presidente a la cabeza, tuviese que abandonar el poder,si el partido que lo sustenta fuese democrático y lo fuesen los integrantes de aquel no manchados por la lacra de la corrupción, todos los cuales deberían obligar a que se tomara esa medida.  

Mas da la sensación de que, o no hay nadie libre de culpa en el PP, o sus dirigentes y militantes son igual de inmorales que los que en la actualidad están manchados por las evidencias de una corrupción que, en cualquier democracia, habría llevado a la dimisión a todo el Ejecutivo y a la dirección de la organización. Mas el PP no es democrático, no hay más que ver las reacciones que han tenido algunos dirigentes de esa formación a las manifestaciones nazis de algunos de sus cachorros que, de haberse dado en un país europeo, habrían dado con sus huesos en la cárcel, por denuncia de los propios dirigentes de su partido.

La relación de motivos para que la ciudadanía se manifieste en contra de este Gobierno podría llenar un blog entero, las páginas de un libro, o la memoria entera de un ordenador. Desde su llegada al poder por medios torticeros –mentiras en su programa y financiación ilegal- a las medidas de recortes cargadas siempre contra los más débiles, su condescendencia con los defraudadores millonarios o los banqueros delincuentes, y la insufrible corrupción que ha costado muchos millones de euros a las arcas públicas, hacen imprescindible que el pueblo clame contra él.

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si no recibo vuestra ayuda solidaria acabaré sin poder pagar los recibos de luz y de teléfono, por supuesto el alquiler, y corro el riesgo de convertirme en una sin techo. Y no podré escribir nunca más…Quienes quieren silenciar las voces críticas se habrán salido con la suya.  
En esta web podéis conocer mi historia y cómo ayudarme 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…