Ir al contenido principal

PP: El Gobierno más poderoso ¿o más fascista? de la historia de la democracia

Publica hoy un artículo el diario El País en el que se informa de que nunca un Gobierno ha acumulado tanto poder en la historia de esta reciente pseudodemocracia, que cada día es más pseudo y menos democracia. Señala el diario de Prisa que nunca un Ejecutivo ha controlado todos los poderes del Estado y aún más. Porque si con la nueva ley orgánica del Poder Judicial controlará -¡ay, pobre Montesquieu!- el funcionamiento de la Justicia, de la que ya controla la Fiscalía - con el resultado que se está viendo en asuntos como el caso Nóos, la excarcelación de Blesa en contra del criterio del juez José Elpidio Silva, o su rechazo a que declare Aznar en el caso Bárcenas-, también lo hace sobre el Defensor del Pueblo, el Consejo de Estado, El Tribunal Constitucional, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Y también, cómo no, la Radio Televisión Pública, que, con el Gobierno de Zapatero adquirió un notable nivel de calidad e imparcialidad, y que con la llegada del PP, se ha visto asaltada y ocupada por representantes de la caverna mediática, que la utiliza como un boletín de propaganda, como el NO-DO del franquismo, del mismo modo que hacen en las televisiones autonómicas de las regiones en las que gobiernan.

Además, gracias a la mayoría absoluta conseguida en unas elecciones que el PP ganó, en un a modo de golpe de Estado en las urnas, desde que llegó a La Moncloa gobierna a través de Reales Decretos, sistema que fue usado muy poco por anteriores gobiernos, incluido los de Aznar, al que Raxoi y los suyos están haciendo parecer un demócratas, dadas las decisiones, más cercanas al talibanismo que a la democracia que toma este Ejecutivo que, con el pretexto de la crisis, pretende acabar con la estructura democrática del Estado, al eliminar, dice que por razones económicas, órganos como el Consejo de la Juventud, o los Defensores del Pueblo autonómicos, al tiempo que deja sin contenidos  a los Consejos Escolares, mediante una ley de Educación, La LOMCE, que supone una regresión a los tiempos del franquismo.

También controla el Tribunal de Cuentas, importante organismo del que no puede prescindir, porque, de estar en manos imparciales, pondría en evidencia las muchas trapisondas que ese partido viene llevando a cabo para financiarse al margen de la legalidad. También controla organismos como la Red Eléctrica, en la que ha intervenido para evitar que se potencien las energías alternativas, para seguir manteniendo las nucleares, a saber por qué intereses económicos propios, que son los únicos que interesan a los integrantes del PP.

Ítem más, en todos los organismos que controla, ya sean jurídicos como el Tribunal Constitucional, supuestamente al servicio de los ciudadanos como el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o cualquieresquiera otros, siempre pone a la cabeza a personas o personajes de su partido que han tenido altas responsabilidades políticas, no tiene el menor rebozo ni la delicadeza de recurrir a profesionales que, aunque estuviesen vinculados a su partido no fuesen tan claramente adscritos a él. Así, al frente del Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o el Consejo de Estado  el PP ha colocado a exministros de anteriores Gobiernos del PP, como Soledad Becerril, Romay Beccaría, Margarita Mariscal de Gante o Álvarez de Miranda.

Un absoluto control, adquirido a través de su mayoría absoluta, le permite, a la vez que nombra siempre y sin negociar con la oposición, designar a sus militantes para dominar los diversos estamentos del Estado. En las Cortes lleva una política similar al no admitir sistemáticamente ninguna iniciativa que parta de la oposición, negando al parlamento su esencial papel de control del Gobierno al no aceptar jamás las peticiones de comparecencia o investigación a propuestas de ninguno de los partidos que conforman el resto del arco parlamentario.

Ese omnímodo poder le proporciona la posibilidad de  llevar a cabo desatinos como el de costear con dinero público –el mismo que hurta a las becas- una campaña publicitaria para promocionar la desprestigiada y rechazada por todo el mundo de la Enseñanza Ley Wert o LOMCE. O destinar a los salvajes espectáculos taurinos, cuya subvención rechaza más del ochenta por ciento de la ciudadanía, 564 millones de euros.

Y no solo, porque, amparados en el enorme poder que,  más ostentar detentan, ministros y altos cargos se permiten declaraciones bochornosas que en un país civilizado les obligaría a la dimisión inmediata, sin que sus salidas de tono les supongan consecuencia alguna. Así el Ministro de Industria, José Manuel Soria, se permite hacer manifestaciones homofóbicas y denigrantes hacia los homosexuales, descalifican a quienes no piensan como ellos, o ahogan a los medios de comunicación que no se dedican a la loa sistemática, llevada a cabo por periodistas carentes de ética que venden su profesionalidad por unos cuantos sobres al año. Criminalizan a quienes se manifiestan contra medidas que perjudican al pueblo y que llevan adelante contra viento y marea, porque les va en ello substanciosas ganancias económicas.

Tienen, en fin, los políticos del PP, las mismas maneras que los de las repúblicas bananeras. Intervienen en la Hacienda Pública para que emita informes fuera de su responsabilidad, usurpando las funciones de los jueces, para que no molesten a la Casa Real. Y se pasan por el forro de sus caros trajes los Derechos Humanos y las libertades formales en nombre de ‘su’ orden público y de sus criterios xenófobos.

Actúa el partido que sustenta al Gobierno y este mismo tal como si este país fuese una república bananera. No es que sea poderoso, es que es fascista.  

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 

Si no recibo vuestra ayuda solidaria acabaré sin poder pagar los recibos y de luz y de teléfono, por supuesto el alquiler, y corro el riesgo de convertirme en una sin techo. Y no podré escribir nunca más…Quienes quieren silenciar las voces críticas se habrán salido con la suya.   
   


Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…