Ir al contenido principal

El reino de la ilegalidad: Los sobresueldos de los cuarenta… del PP




En cualquier país democrático en el que se descubriera que el Presidente del Gobierno había estado cometiendo irregularidades económicas durante veintidós años este presentaría la dimisión inmediatamente. En este triste país, sin embargo, no pasa nada. Ni los políticos pillados piden perdón, ni la judicatura toma drásticas medidas y, ni la oposición ni la prensa, reclaman la dimisión inmediata de quienes estuvieron burlando la legalidad y mintiendo reiteradamente. 

Una filtración de la documentación en poder del juez Ruz, responsable de los casos Gürtel y Bárcenas, ha permitido constatar algo sobre lo que se ha estado especulando y suponiendo: que el PP, durante veintidós años, estuvo repartiendo sobresueldos millonarios a cuarenta de sus dirigentes. Sobresueldos al margen de la legalidad, y con un dinero sobre cuya procedencia aún hay mucho que averiguar.

Legalmente los cargos públicos no pueden cobrar más sueldo que el que abona la administración por su cargo. Sin embargo, los dirigentes del PP, dos presidentes, varios ministros y diversos diputados, cobraron abultados sobresueldos durante veintidós años. Un millón de euros entre todos, cada año, hasta los veintidós y pico de los veintidós que duró el engaño y la ilegalidad que viene perpetrando el PP desde 1990. Los años en los que José María Aznar se presentaba como la alternativa a la corrupción del PSOE –corrupción que en ocasiones fue real y otras muchas inventada-, con el marchamo de la honradez insobornable, ya estaba cometiendo la ilegalidad de cobrar un sobresueldo no autorizado por la Ley de Incompatibilidades. 

Fueron cuarenta –como los ladrones que acompañaban a Alí Babá- los dirigentes que percibieron esas ‘gratificaciones’ substanciadas, en el caso de Raxoi, de 1.211.776 euros entre 2005 a 2011. Y como a la hora de reírse de la ciudadanía los dirigentes del partido en el Gobierno no paran mientes, el mismo Raxoi proclamaba hace unas semanas que él con la política perdía dinero. Al lado de los ingresos del actual Presidente del Gobierno y del PP, los 137.628 euros que percibió Aznar de 1993 a 1996 son una minucia. Javier Arenas Bocanegra, Ángel Acebes, Ana Mato, Álvarez Cascos, Luis Bárcenas… así hasta cuarenta políticos del PP. Significativo número que hace recordar el cuento de Las Mil y Una Noches. 

Niegan los cuarenta del PP que hayan recibido sobresueldos y, si acaso, aceptan que percibieron ‘gastos de representación’, como si fuesen trabajadores de televisión de los que aparecen en pantalla, y, aseguran que los declararon a Hacienda, sin asumir que, en cualquier caso, estaban cometiendo una ilegalidad al percibir sobresueldos mayores que los propios salarios, al margen de los que recibían como diputados o senadores. Aunque es muy posible que a la ilegalidad de contravenir la Ley de Incompatibilidades, se sume la evasión fiscal. Mas no sucederá nada, dirán que el delito fiscal ha prescrito, sin reparar que el delito de ausencia de ética los inhabilita para ejercer el poder. 

La oposición hace hincapié en el hecho de que el PP manejase tan elevadas cantidades de dinero y se preguntan de dónde procedían. Cuestión que debe ser retórica porque a nadie se le escapa que esas cantidades millonarias bien pueden proceder de donaciones ilegales que llegaban al PP, procedentes de empresarios agradecidos los que favorecían con contratos públicos en aquellas comunidades en las que, durante años, han gobernado como Castilla-León o el País Valencià. 

Y bueno es repetir que ese dinero que los empresarios supuestamente entregaban al PP, que destinaba a pagar jugosos sobresueldos a sus dirigentes, procede de contratos públicos, inflados en sobrecostos cargados a las espaldas de la ciudadanía, hurtado al erario y a los derechos de los ciudadanos, los mismos que en la actualidad recortan miserablemente en Sanidad o Educación. ¿Cuántas de las treinta mil matrículas universitarias que no pueden pagar otros tantos estudiantes sin becas y sin posibilidades económicas que les obligan a abandonar sus carreras, podrían abonarse con ese dinero hurtado a las arcas públicas? Porque no hay que engañarse, los sobresueldos que cobraron los políticos del PP fueron producto de un latrocinio ejercido sobre toda la ciudadanía. 

Al PP se le llena la boca de proclamar que tiene mayoría absoluta para perpetrar cuanta arbitrariedad e injusticia viene imponiendo desde el Gobierno, al que accedió mintiendo y manipulando las mentes de ciudadanos con escasa cultura política, que aceptan cuantos cuentos le narran los medios de la caverna, aquellos en los que intervienen periodistas y tertulianos a los que el PP hizo llegar sobres más o menos abultados –y siempre procedentes del hurto de lo público- para que extendiese sus falaces mensajes. 

Ante tal cúmulo de ilegalidades no se entiende que este Gobierno siga en el poder, que no exista estamento que, dadas las fehacientes señales de corrupción y latrocinio,  no pueda obligar a la dimisión del Gobierno y la inmediata celebración de elecciones, en las que, obviamente, no debería participar ninguno de los implicados en tal escándalo. Mas eso sucedería en un país civilizado, no en esta desgraciada tierra de la picaresca y el golpismo, en el que los peores políticos acceden al poder, aún a través de las urnas, con trampas y falacias. 

No se entiende que la UE no intervenga y permita que en uno de los estados miembros detente el poder un partido enfangado en la corrupción. No hay que olvidar que conductas similares costaron en Alemania el cargo al muy –hasta aquel momento- respetado Helmut Kohl, el padre de la reunificación de ese país. El escándalo provocó, además, una cadena de dimisiones y hasta el suicidio de Wolfgang Hüllen, responsable de Finanzas y Presupuestos del CDU durante 16 años. 

No es cosa de exigir que los corruptos políticos del PP se suiciden. Bastaría con que dimitiesen y devolviesen a las arcas públicas todo lo defraudado por los empresarios a los que favorecieron a cambio de millonarias cantidades.


Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta, puedes contribuir con una pequeña aportación económica a mantener un espacio de libertad de expresión y ayudar a su autora, condenada al paro por el PP y que no recibe prestaciones ni ingresos de ningún tipo. 
Si no recibo vuestra ayuda solidaria acabaré sin poder pagar los recibos y de luz y de teléfono, por supuesto el alquiler, y corro el riesgo de convertirme en una sin techo. Y no podré escribir nunca más…El PP se habrá salido con la suya.
Un solo euro puede ser suficiente. Puedes hacerlo en la siguiente dirección:
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…