Ir al contenido principal

PP: mentiras, corrupción, amiguismo… pero el aborto es pecado.



El actual Gobierno ganó las elecciones mintiendo: no iba a recortar en Sanidad ni Educación, no iba a dar dinero público a la banca, no iba recortar derechos laborales, iba a crear millones de puestos de trabajo, no iba a subir impuestos. Con solo mirar alrededor se comprueba que esas afirmaciones fueron pura falacia; al Ejecutivo del PP le gusta la mentira. Es una inclinación natural e inevitable en los dirigentes del PP, la andrómina es para ellos un alimento, una medicina milagrosa que, creen, salva de cualquier problema. Cuando la realidad es que con sus mendacidades, descaradas las más de las veces, lo que consigue es caer en el ridículo. 

El último, hasta ahora, ha sido el provocado por su afirmación de que la UE recurrió el decreto sobre uso social de la vivienda de la Junta de Andalucía. A más de una semana de tal anuncio por parte del Ejecutivo español, el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, Simon O’Connor, ha negado que desde Bruselas se haya enviado ninguna carta a España objetando el Decreto andaluz que protege el derecho a la vivienda

O’Connor precisó que, aunque el memorándum del rescate bancario "especifica que España tiene que consultar con la Comisión y el BCE antes de adoptar medidas que afecten al sector financiero, la Comisión Europea es muy consciente de las graves consecuencias sociales de la crisis en España y somos plenamente conscientes de las dificultades a que se enfrentan muchos hogares privados con alta deuda hipotecaria". Con esas palabras, una vez más, el Gobierno del PP queda en evidencia, al mostrar que no encuentra reparos a la hora de mentir, con tal de lograr sus propósitos. 

Ni se para en barras a la hora de utilizar los medios que fueren para salirse con la suya, miente, insidia, oculta, persigue a quienes le plantan cara, y defiende a los suyos, más como si de la mafia se tratase que como deben hacer los políticos honrados. Acusan a aquellos jueces y fiscales que persiguen delitos de corrupción de prevaricadores, contratan a sus fieles con sueldos millonarios, mientras imponen al pueblo salarios de miseria e indultan y justifican la comisión de delitos si los cometieron los suyos. 

Uno de esos asuntos que son evidencia de su comportamiento al modo de quienes hacen todo en pro de la ‘familia’, fue el indulto del Gobierno a un conductor kamikaze al que el Tribunal Supremo, ratificando una sentencia de la Audiencia Provincial de València, condenó a trece años de prisión. En una medida incomprensible, el Ministro de Justicia indultó al irresponsable que causó la muerte de un joven de veintiún años y graves heridas a su novia.  

Tuvo que ser un colectivo que mira principalmente por la buena literatura, al margen de lo que, interesadamente, hacen creer las editoriales que es lo bueno de lo mejor, la Fiera Literaria, la que desveló el motivo de tal indulto, del que la prensa ‘oficial’ comentó que el bufete defensor del kamikaze era del hermano del dirigente del PP, que fuera director general de Seguridad, Ignacio Astarloa, y en el que trabaja un hijo del ministro. Esa confluencia de casualidades, aunque  lo que hubo eran causalidades, no fueron las únicas que llevaron al ministro Gallardón y al Gobierno en pleno a indultar al homicida. El temerario conductor que, conducía en sentido contrario, después de haber ingerido una buena dosis de alcohol, y que causó la muerte de un muchacho que conducía con responsabilidad,  es primo del diputado por la provincia de Guadalajara y actual consejero de sanidad de Castilla La Mancha, José Ignacio Echaniz Salgado. Todo queda en casa. 

Y al tiempo que el PP impone, en connivencia con un empresariado explotador, salarios de miseria a los trabajadores de a pie, a los suyos, fieles amigos y servidores, los premia con generosos sueldos que más que salarios parecen caviarios. Así, Ángel Carromero, condenado en Cuba por un delito de conducción temeraria con resultado de muerte –en el siniestro falleció el disidente Oswaldo Paya- al que con celeridad el ministerio de Exteriores trajo a España para que cumpliese la condena que no está cumpliendo, cobra un sueldo de 50.474 euros anuales como asesor del Ayuntamiento de Madrid. Otro privilegiado que no engrosa la terrible tasa que supera el 50% de paro entre los jóvenes es el Presidente de las Nuevas Generaciones de València, fichado por el President de la Generalitat, Alberto Fabra, como asesor del Consell, con un sueldo de 45.000 euros anuales, muy lejanos de los 16.000 que como media ganan los sufridos trabajadores sin padrinos.

Examinando la conducta del PP se podría decir que es un partido carente de ética, mas no de moral, la ‘cristiana’ especialmente, dado que su ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, fiscal de carrera, que no se inmuta ante los casos de corrupción que proliferan en su partido, se siente impregnado de fervor católico y ha decidido imponer la particular moral católica a todas las mujeres de este país, sin acordarse del mandato constitucional que señala al Estado como aconfesional. 

Gallardón, nefasto alcalde de Madrid y engañoso progresista, quiere volver a las mujeres al suplicio de los abortos ilegales, a llenar el paisaje español y los hospitales de niños enfermos, sin posibilidad de curación, sufrientes y discapacitados, cuyo nacimiento no podrá evitarse cuando sean tan solo células fecundadas, porque este ministro talibán considera, como la secta católica, que han venir al mundo a sufrir, junto con sus madres, por cuanto así lo ordena el dogma vaticano.  

Y aunque el Presidente del Gobierno, Mariano Raxoi, le ha dejado al pie de los caballos ante la rebelión de sus correligionarios, muchos de los cuales se han sublevado ante los planes talibanes de un ministro del que no se sabe si quiere imponer una nueva ley de aborto por presiones de la secta católica -que no ha aceptado, aun al cabo de treinta y muchos años que el nazionalcatolicismo ha muerto-, o porque le persigue el fantasma de su padre, recordándole cada noche, como le espetó de vivo a Cristina Almeida que ‘¡No! ¡Las mujeres no sois dueñas de vuestro cuerpo!’, ante la negación retrógrada del fantasma paterno, el actual ministro se ha puesto a ello, desoyendo el amplio sentir de la ciudadanía, aparte de sus correligionarios y el sentido común que debería decirle que no son momentos de crear debates de esa naturaleza. 

Son las contradicciones de un Gobierno que impone salarios de hambre a los ciudadanos mientras abona generosos sueldos a los suyos, que indulta delincuentes si son de su clan, que acusa a jueces que osan investigar sus asuntos, pero que, a la hora de imponer moralidades, opta por la pacata moral de la secta católica; esa que condena los abortos y bendijo tanques, la misma que mira para otro lado cuando la gente que se queda sin casa se suicida, pero que se infla de sensibilidad y fervor protector ante un embrión. Son tal para cual. 

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta, puedes contribuir con una pequeña aportación económica a mantener un espacio de libertad de expresión y ayudar a su autora, condenada al paro por el PP y sin recibir prestaciones.  Un solo euro puede ser suficiente.
Puedes hacerlo en la siguiente c/c: 0049 1608 04 2790044982 
Si lo haces desde otro país has de añadir:
IBAN: ES360049 1608 0327 9004 4982  BIC: BSCHESMMXXX

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…