Ir al contenido principal

Gobierno del PP: No solo gana la Iglesia: Gana la reacción



La aprobación de la Ley Wert, la Lomce, no supone, como se ha dicho el triunfo solo de la secta católica, que obviamente y por supuesto, sino la victoria de la reacción, de eso que durante años se definió como ‘la caspa’. Con la aprobación de una ley pensada para favorecer a los privilegiados y cortar el paso a los hijos de la clase trabajadora, al acabar de facto con la Escuela Pública, el PP ha impuesto el modelo que se creía ya periclitado: el de la desigualdad y el privilegio. 

Con la aprobación de la Lomce triunfa, además, el concepto de Educación no solo privilegiada sino tecnocrática. Se da prioridad a la enseñanza de asignaturas como las matemáticas en detrimento de lo que siempre se ha conocido como ‘humanidades’, el latín, el griego, la literatura, el arte, pasan a ser asignaturas a las que se les concede menos importancia incluso que a la religión, la religión católica, faltaría más, para seguir el añejo ejemplo que proclamaba el fascismo franquista del alumno ‘mitad monje, mitad soldado’. ¿Y las niñas?:Las niñas segregadas, educadas para cumplir con el proyecto de mujer que tiene el PP, de mujer trabajadora, se entiende, que las de la clase privilegiada podrán seguir siendo vicepresidentas del Gobierno o Secretarias Generales del PP, siempre que cursen estudios en universidades católicas de pago. Como Dios manda, que es frase que le gusta al Presidente del Gobierno, Mariano Raxoi. 

Con la ley de Wert, con la imposición de constantes reválidas a lo largo de la etapa formativa, lo que pretende el PP -y ese ministro fascista y centralista que ignora la voluntad popular que clamó, a millones, en todo el país en contra de su ley, el que quiere ‘españolizar’ a los alumnos hablantes de otras lenguas para que todo el mundo hable ‘el idioma del Imperio’- es apartar cuanto antes sea posible a los alumnos con dificultades. Dicen que es para acabar con el fracaso escolar, aunque esto no es sino una mentira. 

Porque de querer acabar con el fracaso escolar la ley contemplaría profesorado de apoyo, aulas con ratios mucho menores para que los alumnos contasen con más atención por parte del profesorado y la Lomce contempla todo lo contrario. Lo que buscan Wert y el PP no es acabar con el fracaso escolar, sino acabar con escolares y estudiantes de bachillerato y universidad que no pertenezcan a la clase privilegiada, al cortarles el paso por la vía económica. 

Lo que quiere Wert, de lo que todo el mundo se ha dado cuenta y por eso se opone la comunidad educativa en su conjunto, es crear guetos educativos, dejar la Escuela Pública no para los fracasados sino para niños de la clase trabajadora, esa clase de la que el PP ya viene ocupándose al reducir salarios para que no pueda tener acceso a la cultura, que no pueda dedicar ni un solo euro de sus escasos sueldos a comprar libros, ir al teatro o visitar museos. De ese modo, en una maniobra siniestra, el PP quiere lograr volver a una sociedad de desigualdades, con trabajadores pobres e ignorantes, y por ello sumisos, y élites bien formadas, económicamente privilegiadas e ideológicamente reaccionarias. 

Dice Wert, que quizá pase a la historia de este país no solo como uno de los más nefastos y reaccionarios ministros de Educación - aparte de por sus groseros despilfarros con la salvajada patria por excelencia, los espectáculos tauricidas-, sino también como el ministro más cínico y lenguaraz del Gobierno de Raxoi, que quiere que la Lomce la financie la UE.

Es de esperar que si muestra esa su obra reaccionaria y beata en Europa le den un toque y a la voz de mando ¡‘ar’ cambie la ley de inmediato!, le obliguen a enmendar todas las barbaridades facistoides que contempla esa ley hecha a las mismas hechuras que las leyes de educación del franquismo, con mucha religión, poca cultura, escaso dinero y absoluta ausencia de formación democrática. 

¿Qué pensarán en la UE cuando vean que la ley de Wert impone la religión católica a la vez que hace desaparecer Educación para la Ciudadanía, una asignatura que se imparte en todos los países de Europa? ¿Qué dirá el representante del Estado francés cuando vea que en el país vecino, en lugar de seguir su civilizado modelo que hace decenios que sacó la religión de los colegios, con la premisa de que todas son respetables pero que todas se aprenden fuera del horario lectivo, imponen a tirios y troyanos las creencias de la secta vaticana, a la vez que hacen dejación de la obligada e imprescindible tarea de formar ciudadanos y no súbditos aborregados y beatos? 

Mas, y aunque resulte doloroso asumirlo, la UE solo se preocupa de este país para imponer recortes que garanticen el cobro de sus dineros a los bancos alemanes, porque, de velar por la democracia de todos los países miembros, tendría que haberle faltado tiempo para levantar el teléfono el comisario que fuese, o el mismísimo presidente de la Comisión, o del Parlamento, para, no solo sacarles los colores sino para imponer una inmediata rectificación a la conducta antidemocrática y ofensiva de la Delegada del Gobierno en Catalunya que rindió un homenaje a la División Azul en el que participaron la Hermandad de Excombatientes y la Guardia Civil. 

No se entiende que, cuando todos los estados miembros de la UE llevan décadas condenando el nazismo, en este país una fuerza de seguridad, y sobre todo, una delegada del Gobierno, se permitan la desfachatez de rendir homenaje a quienes dieron su apoyo a Hitler. 

Por mucho que el acto haya sido denunciado por partidos de la oposición, que han pedido explicaciones al Ejecutivo, este ha dado la callada por respuesta, porque debe encontrar lógico y normal hacer estos homenajes al tiempo que no destina ni un euro a la Ley de Memoria Histórica, dado que los integrantes del Ejecutivo son hijos putativos del fascismo franquista. El propio presidente del Ejecutivo, Mariano Raxoi creció políticamente, a la sombra de un fascista, Gonzalo Fernández de la Mora, ministro del dictador, y conocido reaccionario al que el historiador Juan Pablo Fusi califica de ‘inmovilista’ al decir de él que ‘bajo el seudónimo Diego Ramírez, lanzaba violentas diatribas contra el aperturismo y la democracia’. 

Con semejante mentor no es de extrañar que Raxoi se muestre contrario a la Ley de la Memoria Histórica y aplauda los homenajes a la División Azul, ni que auspicie el trabajo de ministros como Wert y su lamentable, reaccionaria y clasista ley de Educación, o como Gallardón, cuya reforma del Código Penal ya ha sido calificada como ‘paso atrás de la democracia’, y que plantea una Ley de Aborto destinada a contentar a la secta católica condenando a las mujeres a la pérdida de su dignidad y la posesión de su cuerpo. Lo que no se entiende es que la UE tolere leyes propias de dictaduras, homenajes al nazismo que condena en el resto de países miembros y que no ponga el mismo fervor en intervenir en esos asuntos como interviene en el balance fiscal.

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta, puedes contribuir con una pequeña aportación económica a mantener un espacio de libertad de expresión y ayudar a su autora, condenada al paro por el PP y sin recibir prestaciones.  Un solo euro puede ser suficiente.
Puedes hacerlo en la siguiente c/c: 0049 1608 04 2790044982 
Si lo haces desde otro país has de añadir:
IBAN: ES360049 1608 0327 9004 4982  BIC: BSCHESMMXXX

Comentarios

  1. Estamos en una dictadura pura y dura, ladictadura-de-los-reales-decretos-leyes. Muy Reales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,el PP, con su mayoría absoluta conseguida con falsedades y a través de un golpe de Estado en las urnas no se diferencia en nada de la forma de gobernar de una dictadura naZionalcatólica

      Eliminar
  2. La entrada me parece perfecta salvo por una cosa...no la firmo yo ;) Enhorabuena, has dado en el clavo con la descripción y objetivo de la LOMCE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, compañero. Me duele la LOMCE como me duele todo lo que están haciendo estos fachas del PP, a los que no entenderé nunca por qué la UE no pone freno en sus dislates.

      Eliminar
  3. La LOMCE, ya lo dije en TW, es anticonstitucional por dos simples razones:
    1. España es -supuestamente- un país aconfesional según el artículo 14 y 16.A de la Constitución Española.
    2. Religión se eleva al valor de matemáticas, lengua, cc.ss...
    Tan solo con ese simple argumento se puede tumbar la ley Wert
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente Adrian. Es anticostitucional por lo que señalas, porque planea vulnerar el artículo 14 que dice que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley, al crear una enseñza para ricos y otra para pobres. Y efectivamente se podría tumbar si el Constitucional trabajase como es debido y si a los políticos se les ocurriese denunciarla como tal.
      Resulta sangrante que el PP, al que no se le cae de la boca la Constitución cuando de asuntos de territorialidad se trata, se pase la Ley de Leyes por el forro de sus caros trajes de Armani.

      Eliminar
  4. todo lo que hacen es inconstucinal gracias luisa por tu post como siempre muy interesante y acertado

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…