Ir al contenido principal

PP: Veinte años de financiación ilegal. Y no pasa nada.



Silencio y mentiras es lo único que se ha obtenido hoy de los representantes del PP respecto a la confirmación de las investigaciones judiciales sobre la contabilidad que ese partido entregó al juez Ruz. Por ella se constata que hubo donaciones ilegales a la formación, dado que numerosos empresarios regalaron al partido fundado por Manuel Fraga Iribarne cantidades que multiplican escandalosamente las cifras autorizadas por la normativa de donaciones a las formaciones políticas. 

En cualquier otro país europeo, la confirmación de tamaña ilegalidad, contumazmente reiterada durante más de veinte años, habría dado lugar a la dimisión de la cúpula de ese partido, empezando por el Primer Ministro que, ante la gravedad de lo desvelado, habría presentado la dimisión para convocar de inmediato elecciones generales. 

Mas como el nuestro no parece un país europeo, o solo lo es para que la UE nos imponga recortes sin fin,  lo  único obtenido de los irresponsables responsables del PP ha sido el silencio del Gobierno y las declaraciones de alguno de sus dirigentes que, con más desfachatez que vergüenza, hicieron afirmaciones que harían sonrojarse a Pinocho redivivo. 

Así, el portavoz del PP en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, ha tenido la ocurrencia de afirmar que el Partido Popular es la formación política "con más transparencia" en sus cuentas. Más tarde, el portavoz adjunto, Esteban González Pons –a Cospedal la condenaron al ostracismo, después de la rueda de prensa del ‘contrato en forma de simulación’ y la ‘indemnización en diferido’-, tras haber tenido a la prensa esperando más de tres cuartos de hora, no hay nada más difícil de explicar que una mentira, dijo que “el PP nunca se ha financiado ilegalmente; su financiación es legal y no tiene nada que ver con los papeles de Bárcenas, no nos cansaremos de dar explicaciones a los jueces y ante la opinión pública. Se han enseñado las cuentas, las auditadas y las que aún no ha auditado el Tribunal de Cuentas. No nos vamos a cansar de explicarnos”. Cabría exigirle que dejaran de explicar mentiras y de repetir falacias intragables que podrían desmontar, no ya avezados fiscales y jueces, sino ingenuos infantes aún sin escolarizar.

Lo que ahora hay que esperar, y sobre todo exigir, es que el juez Ruz tenga a bien citar a declarar a todos los empresarios que aparecen en los papeles de Bárcenas, y que coinciden con la contabilidad entregada por el PP, y que los cite como testigos, para que así, tengan la obligación de decir verdad, bajo pena de falso testimonio. 

Si de lo que investiga Ruz, y de lo que se deduce de los papeles de Bárcenas, cuya autenticidad nadie refuta ya, excepto los escasos populares que hablan, ya que su máximo dirigente, Mariano Raxoi sigue escondido tras la pantalla de plasma, o en una palloza celta de las que se conservan na súa terra, el PP se financió de forma ilegal durante más de veinte años, está absolutamente deslegitimado, no ya para gobernar, sino para seguir existiendo como formación política.

Este escándalo, que parece no haber escandalizado a nadie, dadas las reacciones de los dirigentes del PP, de la oposición y de la prensa, debiera acabar con ese partido. Mas otras noticias, como la expulsión del diputado Joan Tardá de la tribuna del Congreso por expresarse en su propia lengua al pretender homenajear al estudiante -valenciano- Guillem Agulló, de cuyo asesinato a manos de un grupo de jóvenes de ultraderecha cuando tenía 18 años se cumplía una década, parecen haber copado la actualidad, y lo que en otros países habría supuesto un cataclismo político ha pasado a quinto o  sexto lugar. 

Circunstancia que a algunas personas con sensibilidad las empujó a comentar en otros medios la falta de interés por hechos que en países civilizados haría dar a los dirigentes políticos implicados con sus huesos en la cárcel. Así, quien se hace llamar Hanna y los lobos comenta en el diario Levante MV: “¡Increíble la aplicación estricta de lo que sea que haya impedido que Joan Tardá se haya expresado en su lengua, y además para recordar al valenciano Agulló, casi una oración! En cambio, parece que buena parte de la prensa no dice una palabra de lo publicado por El País hoy mismo, "que las cuentas internas del PP registran las donaciones ilegales a Bárcenas", que la investigación revela que los populares ingresaron durante casi 20 años dinero de empresas por encima de lo permitido, ¡nada menos ni nada más! Pues a ver si ahora, en catalán, en duro español o en chino, Rajoy abre la boca y, sobre todo, la abren los jueces! ¿O estamos abocados -por leyes y normas no escritas, pero que se aplican- a ser 'gobernados' por presuntos delincuentes por todo lo alto?”

En este bochornoso país, los asuntos de ética y honestidad nunca conllevan responsabilidades, y así ya andan diciendo los expertos (?) que, de ser cierta esa financiación ilegal del PP, no tendría más repercusión que la de un delito fiscal prescrito. 

Solo nos queda la esperanza de pensar que el ama de Europa, esa señora protestante y rígida, se enfadará con Raxoi y le obligará a dimitir y convocar elecciones anticipadas. Y ya sabemos que el Presidente del Gobierno es dócil a los imperativos de la Fürheresa, aun por encima de los deseos de los ciudadanos del país que dice gobernar.

Si te gusta este blog y crees que lo que en él se dice sirve a la clarificación de la actualidad al margen de lo que cuenta la prensa oficial y quieres colaborar en su pervivencia, puedes ayudar a mantenerlo abierto con una pequeña aportación económica. Y un solo euro puede ser suficiente. Esta bloguera no puede seguir adelante en el paro y sin ingresos.
Puedes hacerlo en la siguiente c/c: 0049 1608 04 2790044982 
Si lo haces desde otro país has de añadir:
IBAN: ES360049 1608 0327 9004 4982  BIC: BSCHESMMXXX

Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…