Ir al contenido principal

Saqueo del Gobierno Rajoy al Fondo de Pensiones



De lo que sucede en este triste país tenemos que enterarnos los ciudadanos por la prensa extranjera, como sucedía durante la dictadura, porque la nacional, bien sea por vagancia o por sometimiento al poder del Gobierno y sus tramas financieras, no informa de los asuntos importantes que atañen directamente a los bolsillos de los ciudadanos. Ha sido gracias al The Wall Street Journal británico y al Der Spiegel alemán que nos hemos enterado de que el Gobierno del señor Raxoi está llevando a cabo un saqueo en toda regla del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Noticia que, o no conocían los medios nacionales, a los que se podría acusar en ese caso de ineptos, o conociéndola la callaron para no causar dolores de cabeza al Ejecutivo, en cuyo caso se les puede reprochar que son paniaguados del poder y de no cumplir con la obligación ética de cualquier periodista decente: contar la verdad, perjudique esta a quien sea.

Lo que han callado los medios nacionales durante meses es que el Gobierno de Raxoi viene usando el dinero del Fondo de Pensiones destinado a hacer frente al pago de esa prestación, para, invirtiéndolo en Deuda Pública, evitar el rescate, jugando así a los dados con el futuro de los pensionistas a los que este gobierno parece tener un nulo respeto. Según informa The Wall Street Journal, el 90% de la caja del Fondo de Pensiones, unos sesenta y cinco mil millones de euros, se han invertido en deuda pública, en un juego arriesgado, si se tiene en cuenta que las señales de recuperación que permitirían recuperar ese dinero solo las ven los ministros del PP, pero tanto economistas independientes como organizaciones internacionales prevén precisamente lo contrario: un agravamiento de la crisis que hará inviable la recuperación del dinero destinado a un Fondo al que ya tuvo que recurrir en noviembre para pagar las pensiones, al darle un pellizco de cuatro millones de euros para ese fin. 

Señala el semanario alemán Der Spiegel que la maniobra financiera del Gobierno, comprando deuda pública con el dinero del Fondo de Pensiones, no ha tenido otro objetivo que el de sortear el rescate. Nos preguntábamos desde hace semanas cuál era la misteriosa causa por la que la prima de riesgo bajaba milagrosamente. Aunque no fue porque existiesen brotes verdes en nuestra economía, ni porque el Gobierno comenzara a ser un gestor solvente a ojos de la especulación internacional, ni porque la banca española súbitamente resultase más fiable que hace unos meses. No se debió a ningún milagro económico, ni a la pericia del Ejecutivo de Mariano Raxoi, sino por el contrario, a una maniobra de reducción de la Deuda con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social que podría calificarse como saqueo, o malversación, con el fin de escapar al temido rescate, que conllevaría la dimisión del Presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas, alejándolo por siempre jamás de La Moncloa.

Desde el periódico catalán La Vanguardia, rotativo de derechas, aunque al lado del nacionalismo catalán y por ello enemistado con el PP, se asegura hoy, en un artículo publicado después de que The Wall Street Journal y Der Spiegel sacasen a la luz las maniobras torticeras del Gobierno de Raxoi, que "al menos el 90% de los 65.000 millones activos de los fondos han sido objeto de distribución indebida". Si es así cabe preguntarse por qué a estas horas la oposición en bloque no está a las puertas del Tribunal Supremo para presentar una denuncia contra el Ejecutivo por malversación de fondos públicos. Porque de no hacerlo darán la razón a esos cientos de miles de personas que, cuando rodean el Congreso, claman que quienes están dentro de tan venerable edificio no los representan.

Claro queda, al sacar la prensa internacional esa maniobra especuladora a luz, que al Gobierno y al Presidente Mariano Raxoi en particular, lo único que interesa es mantenerse en el poder para hacer sus propios negocios y servir a los suyos; privatizando todo cuanto sea rentable, poniendo en manos de la secta católica la enseñanza, haciendo negocios rentables para algunos privilegiados con las fábricas de armamento, protegiendo a los especuladores y a unos empresarios esclavistas que nunca se sacian de recortes y bajadas salariales. En definitiva, usando del país como si fuese su cortijo en detrimento de los derechos de los ciudadanos.

En la actualidad, cuando muchas familias están viviendo gracias a tan solo la pensión de los abuelos da vértigo pensar qué sucederá si esa pensión no llega a los bancos en la fecha en la que ha de recibirse. ¿Saldrá entonces la masa, furibunda, a la calle para exigir, sí o sí, un radical cambio en la política económica y la urgente dimisión del Gobierno? Porque pareciera -aún después de que Bruselas haya confirmado que el índice de paro sobrepasan el 26%, al alcanzar la temida cifra de los seis millones de parados, superior a países rescatados como Grecia y Portugal-, que este pueblo recibe, con la pasividad y la indiferencia de un cadáver, cuantos palos le caen encima.   

Comentarios

  1. El asunto es tan grave que el mismo Aznar le llamó la atención al simple de Rajoy de la mala maniobra que estaba haciendo, el problema es la cantidad de voceros del PP que se mete en los foros a boicotear la información. Señores, el fondo de pensiones es lo que se usa para pagar a los españoles que se han retirado o se retirarán en el futuro. Seamos serios, nos están robando nuestras nóminas futuras una vez estemos retirados. Esto es prevaricación por muchos que algunos quieran defender lo indefendible o decir que es mejor usarlas para no ser rescatados, o que Zapateros los utilizó, siendo esto último una falacia de algunos foreros. El rescate implica otras cosas, y lo que están haciendo con el fondo es comprar bonos basura españoles con el dinero de todos. Pedazo de ladrones los del PP

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…