Ir al contenido principal

Europa, madrastra y madre




La visita a nuestro país por parte del presidente de la Eurocámara, el socialdemócrata Martin Schulz, y el conservador comisario europeo de Asuntos Económicos, el finlandés Olli Rehn, que acudieron a Madrid para reunirse con el Gobierno, ha puesto de manifiesto que, aunque la UE preconiza recortes y austeridad sin cuento, no lo hace a la manera como lo lleva a cabo el Gobierno Raxoi, que ha recibido una regañina de los prebostes europeos, al llamar la atención al ejecutivo del PP sobre el inadmisible paro que se padece en este país, sobre todo entre los jóvenes, el desprecio del ejecutivo español por los sindicatos, a los que ignora a la hora de llevar a cabo reformas laborales y a la complacencia con la banca, a la que viene regalando millones sin cuento sin que ese óbolo haya tenido como consecuencia que fluyan créditos que fomenten la creación de empleo. Rehn ha recordado al ministro de economía, Luis de Guindos, que los fondos europeos no están "para rescatar a los bancos", sino para "restablecer el crédito y el crecimiento económico". Por su parte el presidente de la Eurocámara señaló la necesidad ineludible de que los agentes sociales sean escuchados en materia de reformas laborales, después, por cierto, de espetarle al Gobierno de Raxoi que las tasas de paro son 'una vergüenza'.

Las declaraciones de los líderes europeos tienen mucho de clarificadoras, por cuanto ponen al descubierto algo que viene repitiéndose en este blog que, parece no estaba desacertado, al afirmar que las reformas, decisiones y abusos que viene perpetrando el Gobierno de Raxoi al socaire de la crisis, no es fruto tanto de las directrices europeas, como de la ideología ultraconservadora y casi fascista de este Ejecutivo.

Mas las palabras de los altos representantes de la UE en nuestro país no parece que vayan a mitigar el desapego por parte de la ciudadanía hacia Europa, un distanciamiento que cunde cada día más en aquellos países en los que la pertenencia a ese club, otrora exclusivo y en el presente revuelto de naciones de muy distinto pelaje, crece imparable ante el sometimiento a los dictados de un solo estado, Alemania, que impone sus criterios económicos, condenando a los ciudadanos de Grecia, España, Portugal e Italia a una serie de sacrificios y recortes insufribles. El que fuera espacio de libertad y posibilidades se ha convertido, por mor del gobierno de una señora calvinista y obsesionada con la austeridad, en el origen de los sufrimientos de los pueblos del sur. La actual UE, gobernada por el poder financiero teutón, está reproduciendo el que se creía olvidado esquema de la opresión de los países ricos del norte sobre los pobres del sur, de manera que la UE, antaño fuente de esperanzas y posibilidades de riqueza y libertad, se ve convertida para las naciones periféricas en una madrastra mala que obliga a sus hijas esquilmadas a toda clase de humillaciones y sacrificios.

La soñada Europa de los Pueblos no es en la actualidad sino la Europa de los especuladores que imponen su criterio y ambiciones por encima, incluso, de voces que piden, desde la propia UE, una rectificación a las políticas austeridad que no hacen sino profundizar en la pobreza, desigualdad, desaparición de oportunidades y derechos, e incluso cercenando libertades. Gobernada en el presente por una aplastante mayoría conservadora, que representa el giro a la derecha extendido por todos los países europeos, incluidas las más recientes incorporaciones de naciones del Este -en el pasado repúblicas de la esfera soviética que, tras la caída del muro emprendieron un viaje ideológico en sentido contrario del que llevaban-, de vez en cuando sorprenden con directivas que suponen un paso atrás en las libertades que se creían más que consolidadas en la vieja Europa.

Hace pocos días sorprendieron las recomendaciones cursadas a Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea, por el Grupo de Alto Nivel sobre la Libertad de Prensa y el Pluralismo. En sus conclusiones, ese grupo de expertos independientes, dirigido por la expresidenta de Letonia Vaira Vike-Freiberga, recomendó a Bruselas ampliar sus poderes de supervisión sobre los editores de los distintos países, para garantizar que “cumplen con los valores europeos”. El presidente de la Asociación Europea de Editores de Periódicos, que agrupa a más de cinco mil doscientos diarios, el noruego Ivar Rusdal, lamentó que tras un trabajo intenso la UE haya “errado el blanco” en sus conclusiones, al señalar que “el grupo recomienda un sistema paneuropeo de control político sobre los medios de comunicación que trae a la memoria regímenes políticos cuya abolición nos exigió a todos una dura lucha y pagar un precio muy alto”. Y anunció que “los editores de diarios independientes jamás aceptaremos que la Unión Europea ejerza semejante control sobre la prensa”.

Esa directiva no es sino un indicio más de que la UE no responde en la actualidad al viejo sueño de una Europa unida por sentimientos de solidaridad, cooperación, bienestar y libertad. La crisis del euro, pero también la crisis de los partidos socialdemócratas que han dejado a la UE huérfana de su otrora imagen de madre salvadora de los rigores excesivos del capitalismo, a la vez que era garantía de tolerancia y democracia, se resquebraja a causa de la economía, pero también por la pérdida de unos valores que se consideraban inalienables.

La preocupación por el futuro de la UE llevó recientemente a un grupo de filósofos, escritores y periodistas a alertar sobre el peligro de que se resquebraje el viejo sueño de la Europa surgida tras la Segunda Guerra Mundial. Una Europa, no hay que olvidarlo, que se consolidó cuando era gobernada en su casi totalidad por la socialdemocracia. En el presente, cuando los valores socialdemócratas han sido desplazados por un conservadurismo neocon al servicio del capitalismo salvaje, el sueño de una Europa unida en defensa de la libertad y el bienestar está en claro peligro.

Sin embargo, aún siguen algunas instituciones de la UE suponiendo el asidero de esperanzas y desagravios que se sufren en algunos de los países miembros, donde se recurre a ellas en busca de la justicia que no encuentran en el suyo. Así el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo recibe cada año miles de solicitudes de amparo, como la presentada por el Defensor del Pueblo ecuatoriano, que denunció ante tan alto tribunal los desahucios que vienen sufriendo los inmigrantes en España de su país, al considerar que la ley que los ampara va en contra de los derechos humanos. Ya la UE advirtió hace unos meses de la ilegalidad y prácticas abusivas de las entidades bancarias respecto a ese asunto. Lo que sorprende es que haya tenido que ser el Defensor del Pueblo ecuatoriano quien recurra al tribunal europeo y no lo haya hecho ningún afectado ni la asociación Stop Desahucios.

Aunque no es solo el Tribunal de Estrasburgo el que recoge las inquietudes y reivindicaciones de los europeos de los estados miembros. El pasado mes de abril la formación ecosocialista Equo, elevó a la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo una solicitud para que ese organismo revisara y controlase los cambios legales que está llevando a cabo el Gobierno de Raxoi para facilitar el negocio del empresario investigado en otros países como mafioso, Sheldon Andelson. Hace unos días el Parlamento Europeo acordó abrir una investigación sobre Eurovegas.

Y es que Europa, sigue suponiendo aún para muchos ciudadanos y grupos políticos de algunos países, entre ellos el nuestro, la faz de la salvaguarda de derechos y libertades a pesar de esa otra cara de imposiciones económicas que rayan en el sadismo. La protección frente a las injusticias, el aviso producido hoy mismo por parte de los representantes europeos al Gobierno de Raxoi de que ha de contar con los agentes sociales para llevar a cabo reformas laborales, o que el dinero de la UE no es para regalárselo a los bancos, el amparo que pueda dar Europa a los desahuciados, o los límites que pueda imponer al contradiós de Eurovegas, supone el papel de madre protectora y benéfica de una UE que, o retoma su papel de garante del bienestar y la libertad en todos los países que la conforman, o está destinada al fracaso y la desaparición. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…