Ir al contenido principal

29S: Clamor ciudadano contra un Gobierno que trabaja para los banqueros



Gobierno, dimisión”. “No nos representan“El Gobierno mintió para ganar, es ilegitimo”. “Islandia es el camino”. “NO”. “Deuda Odiosa, Referéndum Ya”. Son algunos de los gritos y las leyendas de algunas de las pancartas en la concentración de la Plaza de Neptuno de esta tarde, convocada para protestar -por tercera vez en una semana- contra la represión policial, los recortes y la política económica decidida por un gobierno al que la ciudadanía considera que no la representa.

Cientos de miles de personas -setenta mil, según la BBC, cuatro mil quinientos según Delegación del Gobierno-, bastantes más que en la primera manifestación, han acudido a demostrarle a Raxoi y al mundo con su presencia, que, si no estuvieron en las dos anteriores, no fue porque pertenecieran a esa mayoría silenciosa contentísima con sus decisiones. La Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, había declarado con anterioridad que la manifestación de hoy era ‘absolutamente ilegal’; habría que preguntarle a la señora Cifuentes qué ley impide que los ciudadanos muestren su voluntad soberana a los servidores del pueblo.

Suenan las palabras de la Delegada del Gobierno a aquellas viejas consignas de la Dictadura que consideraban ilegales cualesquiera movimientos y críticas que se permitieran opinar en contra de un régimen dictatorial y represivo. Por aquel entonces, se invocaban ‘los principios fundamentales del Movimiento’, ahora se hace en nombre de unas instituciones a las que llaman democráticas, aunque han dejado de serlo desde el momento mismo en el que la ciudadanía ha considerado que ya no la representan. Si el pueblo es soberano, como señala la Constitución, y el pueblo considera que esas instituciones no sirven a sus necesidades, cabría decirle a la señora Cifuentes que ilegal es el Gobierno, en tanto que sigue detentando un poder que perdió en el momento mismo en que perdió la confianza del pueblo.

Confirmando las maneras facistoides, en este momento el Gobierno está obligando a la prensa a retirarse, no se sabe bien si para que no trascienda la importancia de la manifestación, o porque planea una salvaje represión contra la ciudadanía; esperemos que no. Como dice Carlos Bardem en Twiter: “La libertad de prensa básica en una democracia hoy está suspendida en Madrid por el PP, confirmando que hay estado de excepción’

La protesta está convocada en Madrid, pero al tiempo en muchas otras ciudades españolas y aun de toda Europa. Los recortes y la supeditación a los intereses financieros de los especuladores y del Bundesbank, a los que sirven los gobiernos de la UE -en manos de partidos conservadores la mayoría de ellos-, empiezan a colmar el vaso de la paciencia de una ciudadanía que por fin es consciente del final de las democracias, de la usurpación del poder por una oligarquía financiera y especuladora que se hizo dueña de los derechos y las libertades de todos los países europeos.

Las movilizaciones están teniendo lugar en España el mismo día en el que los ciudadanos comienzan a conocer unos presupuestos que el Gobierno neocon de Raxoi presentó el pasado jueves sin dar detalles, para ocultar algunas cosas y para tergiversar otras, como tiene por costumbre. Mas la verdad tardó poco en conocerse. Los presupuestos para el año 2013 reducen un 6.3 las prestaciones del paro y cincuenta millones de los fondos destinados a becas; así que el Gobierno, una vez más, mintió cuando dijo que las aumentaba. La cultura pierde hasta el cincuenta por ciento, lo mismo que la partida destinada a prestaciones sociales a través de los ayuntamientos, los fondos para  Sanidad se reducen el 28.6 respecto a los presupuestos de 2012 y los de educación, el 31%. Al tiempo, se reduce el número de funcionarios, mientras que los altos cargos que designará el Gobierno se mantienen o aumentan, según los casos. Y cómo no, este Gobierno de ultraderecha recorta la partida destinada a la lucha contra la violencia machista en un 24% y anula la de Memoria Histórica. Por el contrario, la destinada al ministerio de Defensa aumenta en casi dos mil millones de euros.

Pero la cifra que más y mejor pone en evidencia la situación enloquecida que se está viviendo es la de que la deuda alcanzará el 90.5% el PIB, lo que, traducido, significa que este país deberá pagar el equivalente de la cifra señalada del producto interior bruto a bancos extranjeros. Mientras, el Gobierno hará uso de nada menos que de cuarenta mil millones de euros para sanear la banca, una cifra que hará aumentar el déficit público y que tendremos que pagar los ciudadanos. El bocado mayor de esos cuarenta mil millones se lo llevará Bankia, la entidad formada por Cajas de Ahorros de comunidades gobernadas desde hace muchos años por el PP.

Ante este estado de cosas, lo extraño no es que haya manifestaciones, sino que no sean aun mucho más multitudinarias, que no salga a la calle la totalidad de los ciudadanos para exigir, sin contemplaciones de ningún tipo, un cambio de rumbo que tiene que pasar, inevitablemente, por la dimisión del Gobierno del PP, la convocatoria urgente de nuevas elecciones y el compromiso formal de los partidos que aspiren a gobernar de dar un giro de ciento ochenta grados a la política económica.

En ello parecen estar todos los ciudadanos que salieron a la calle en toda España, sobreponiéndose a las amenazas, a las coacciones y aun a la represión de un gobierno facistoide que, intentando amedrentar a los ciudadanos, se inventa delitos y pretende encausamientos fuera de lugar, como el de ‘contra el Estado’, con la aspiración implícita de que juzgue la Audiencia Nacional para poder enviar a la cárcel a quienes se muestran contrarios a su política. Como en las dictaduras.

La manifestación sigue en la Plaza de Neptuno, donde una ciudadanía pacífica pero obstinada en sus propósitos, sigue abucheando y gritando contra un Gobierno, del PP, que no gobierna para los ciudadanos, sino para los banqueros. Motivo más que suficiente para que dimita, y cuanto antes mejor, porque los banqueros son escasísima minoría al lado de millones de ciudadanos que soportamos, asqueados, las injusticias, los abusos y el desmadrado autoritarismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…