Ir al contenido principal

Buenas noticias que da la prensa: El PP se despeña en intención de voto


Esta escribidora se pregunta cada día después de leer la prensa por qué demonios no se dedica a leer artículos sobre arqueología, pintura o literatura, que sin duda no producirían una bajada en su estado de ánimo como el que supone sumergirse en la actualidad estremecedora y deprimente de este país de países. Ese masoquismo debe de tener el mismo origen que la vocación periodística, eligiendo una profesión arriesgada en lo económico y peligrosa para el bienestar mental, por un prurito –acertado o no- de luchar por la libertad y el servicio público.

De manera que ese ejercicio masoquista de enfrentarse a la realidad de una actualidad que lleva directamente a la depresión, cuando no a la tendencia al suicidio, no suele proporcionar mayores alegrías, más bien al contrario, suele ser causa de ataques de rabia o impotencia.

Entre lo que puede leerse hoy en la prensa está lo que cuenta El País –y aunque no lo hiciera ya nos habíamos percatado- de la perversa decisión del Gobierno –del PP, of course- de hacer volver a las mujeres a una sociedad como la del nazionalcatolicismo, relegadas en nuestras casas pariendo, a mayor gloria de una iglesia talibana que comparte planteamientos con los más talibanes de los musulmanes.

Ambas religiones –inventadas por hombres, faltaría más- quieren hacer de la mujer un ser de segunda, sometidas a los deseos de unos varoncitos torpes, con complejos de inferioridad y mandones. Y en este triste país cuentan con un poderoso aliado, el Gobierno-del PP, of course- y muy especialmente con su ministro de Injusticias Varias, Alberto Ruiz Gallardón.

Solo siendo como describo ciertos individuos del sexo masculino, puede alguien desear que las mujeres seamos una especie de animal doméstico dedicado a la procreación, como esas desdichadas hembras de perro que algunos malnacidos explotan en granjas de reproducción para hacerse de oro con sus cachorros.

Y los hay en ingentes cantidades –de ambos sexos-  entre los pobladores de esa Ejpañistán que perviven entre integrantes de la secta católica, defensores de las corridas de toros como ‘cultura’, patrioteros de trapillo rojigualdo en la correa del reloj, falleros, valedores de la atrocidad del toro de la Vega, de las fiestas populares consistentes en torturas animales varias, músicas de charanga y pasodoble, pólvora y olor a chorizo frito, y, enfin, ‘amantes de sagradas tradiciones/ y de sagradas formas y maneras;’ que decía don Antonio Machado.

Esa especie, en absoluto en peligro de extinción lamentablemente, debe ser la única que representa a los incondicionales que le quedan al Gobierno –del PP, of course- porque según una encuesta de Metroscopia que publica El País y que recogen otros medios con indudable entusiasmo, la estima al partido del Gobierno -del PP, of course- se ha despeñado desde las elecciones hasta el presente, y ha perdido nada menos que dieciséis puntos y medio en intención de voto. En siete meses.

Una caída que no ha sufrido gobierno alguno en tan poco tiempo en toda la historia de esta pseudodemocracia –cada vez más pseudo y menos democracia- en la que vivimos. Esa noticia es la única alegría que da hoy la prensa que, como todos los días, se mueve en el eterno análisis de una crisis abyecta causada por los amos del dinero y que, como un voraz monstruo, sigue exigiendo sacrificios sin cuento a los ciudadanos para salir de ella quienes la causaron más ricos aún.

Y como el Gobierno –del PP, of course- es el cooperador necesario de esas tropelías que comete el capitalismo sin que nadie ponga freno, hasta el momento, el pueblo, la masa o la ciudadanía, mucha de ella perteneciente a quienes lo votaron, se apartan de él como de la peste no queriendo saber nada de ese partido y de ese Gobierno –del PP of course- que está haciendo todo lo contrario a lo que ofreció en su programa electoral para incautos.  

A riesgo de no ser políticamente correcta, tampoco lo es el Gobierno, -del PP, of course-, y esta periodista devenida bloguera por mor de la represión del Régimen Valenciano ignora por qué habría de serlo, hay que decir que esos votantes se merecen todo cuanto les pasa. Y si los recortes de todo tipo que está aplicando el Gobierno –del PP, of course- les afectaran solo a ellos bien merecido se lo tendrían por haber creído sus muchas mentiras, incluida la de que solo con la llegada al poder de Raxoi iban a mejorar las cosas por arte de magia.

Mas una vez caídos de caballo como dicen los mitómanos de la secta católica que cayo un tal Saulo de Tarso –inspirador de la represión a las mujeres por parte de esa congregación bimilenaria-, se han dado cuenta de que su voto les ha traído muchos más problemas de los que tenían con el malvado Zapatero, al que culpaban de todos sus males, y ya no parecen disfrutar de lo que votaron. Aunque dan muchas ganas de decirle a esos votantes descontentos aquello de ¿no queríais PP? ¡Pues tomad PP!

La encuesta recoge otro dato, el de que esos votantes tienden a la abstención o se inclinan por partidos minoritarios como IU, o incluso ese peculiar partido que no se sabe si es antisistema o de extrema derecha, UPyD, dejando al PSOE en los mismos o parecidos índices de las elecciones de noviembre, porque a pesar de la que está cayendo solo ha recuperado poco menos de punto y medio.

Y aunque esta escribidora preferiría que el PSOE recuperase el voto de mucho desencantado y cabreado entiende que esto no se produzca a causa de la oposición tibia que está haciendo Rubalcaba y por la escasa repercusión que tienen en los medios declaraciones como la de anunciar que si recuperan el poder los españolitos recuperaríamos derechos y libertades que nos roba el Gobierno –del PP of course- porque les sigue fallando la comunicación con los ciudadanos.

Esta escribidora no sabe si es que los dirigentes socialistas no tienen la decisión y la ideología de un Hollande o es que prefieren que pase el temporal de la crisis antes de volver al poder. En cualesquiera de los casos da pavor que tengan tan poco arrojo.

Y como este posteo está alcanzando una extensión poco recomendable pospongo para otro día las propuestas que con gusto puedo sugerir al PSOE para que recupere la afección de los ciudadanos; y me quedo con una de las escasas buenas noticias que pueden leerse hoy en la prensa: Que el Gobierno –del PP, of course- se hunde sin remisión. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…