Ir al contenido principal

¡Peligro! Raxoi asegura que 'no estamos al borde del precipicio'

Creo estar en condiciones de asegurar que España será rescatada en breve. No, no es que tenga línea directa con la UE o con el FMI, mucho menos con La Moncloa. Mi aserto responde a la conclusión de un silogismo muy simple. Raxoi dice que no vamos a ser rescatados. Raxoi nunca dice la verdad. Ergo, vamos a ser rescatados.

Que el presidente del Gobierno –del PP, of course- es un mentiroso compulsivo es algo que nadie en su sano juicio niega. Aseguró que no tocaría la Sanidad y la Educación Públicas, pero ya conocen la zarracina que tuvo que lidiar Ana Mato, la oradora de la lengua de trapo, o su ministro de Deseducación, barbaries y deswertgüenzas. Dijo que no era partidario de subir el IVA, y no se sabe aún si será el mes o el año que viene, pero subirá, está cantado. Y hay otras muchas que no voy a enumerar porque sería fatigoso para todos. 

Permítanme que solo mencione una de sus más gloriosas falacias, aunque esta escribidora no está segura de si fue falacia consciente, que el presidente Raxoi es uno de esos optimistas patológicos, o sin más, es un ingenuo, ese eufemismo. Porque, ¿recuerdan aquello de que cuando el PP llegara al Gobierno, el país recobraría la confianza y la economía se recuperaría por ensalmo, poniéndose a crecer y a crear cientos de miles de puestos de trabajo? A diario, además.

Con ese historial, hoy Raxoi aseguró en el Cercle de Economía de Barcelona que ‘España no está al borde del precipicio’, parece claro que el batacazo que nos vamos a dar, o el que se va pegar el Gobierno –del PP, of course-, las grandes fortunas y la banca, que los de a pie ya nos estamos llevando todos los golpes desde que llegó a La Moncloa, va a ser monumental. 

Y es que por mucho que diga Raxoi, su gobierno no solo no ha creado la menor confianza sino todo lo contrario. A Europa, por más que la Fürheresa Merkel le pase la mano por el lomo, no le gustan las decisiones de este Gobierno. Ha criticado la subida del IRPF, la Reforma Laboral, los recortes en Educación y aun la política energética por el hecho de que está haciendo lo contrario que hace Europa, dedicar dinero a las energías renovables e ir dejando morir las nucleares. Como tampoco le ha gustado, y el presidente del Banco Central Europeo se lo dijo sin paños calientes, la manera de gestionar la crisis de Bankia.

Sospecho que Bankia va a ser el Waterloo del PP porque, si ese dichoso asunto, más la errática política del Gobierno –del PP, of course- nos llevan al rescate, no podrá mantenerse en la Moncloa. De ser así, será el presidente de gobierno de mandato más breve y ominoso de la historia de esta pseudodemocracia. 

Porque, rescates aparte, de no contar el Gobierno –del PP, of course- con la aprobación de Bruselas por su forma de gestionar la crisis en general y el asunto de Bankia en particular, la gente de la calle -sobre todo las personas mayores que sin duda lo votaron porque se creyeron sus mentiras-, está que trina con la idea de que se le vaya a regalar a un banco el dinero que debiera destinarse al bienestar de los ciudadanos.

Ayer y hoy, miles de personas repartidas por los bancos de todo el país protestaron pacíficamente, pero con contundencia, exigiendo que no se inyecte a Bankia dinero público, el dinero que nos pertenece a todos, que lo quieren para Sanidad y Educación, no para que se lo lleven en indemnizaciones millonarias cuatro vivos o cuatro mangantes inútiles y desvergonzados.

La ciudadanía empieza a mostrar su hartazgo, cada vez con menos miedo –a pesar de las amenazas del ministro de Interior, señor Fernández, contra quienes muestran descontento-, y a diario se registran en este país protestas por las más diversas cuestiones; docentes, estudiantes, de personal sanitario, de mineros, de víctimas de entidades bancarias con la vocación de un Al Capone y otros muchos colectivos. El día en que se pongan de acuerdo para manifestarse juntos colapsarán las calles y siempre con la razón de su parte, porque este gobierno lleva una trayectoria de abusos, disparates, imposiciones y desafueros que cada día resultan más insoportables.

Hasta en Valladolid se han manifestado hoy, dicen, dos mil personas, que es seguro que serían muchas más, para decirle al Borbón y a su prole que la ciudadanía quiere “acabar con los privilegios de la Casa Real” o que prefiere “más colegios y menos privilegios”. La protesta se produjo en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas, ese que en Raxoi calificó en el pasado de ‘coñazo’, y al que doña Aguirre llevaba sus huestes para abuchear a Zapatero. Las razones por las que el Gobierno –del PP, of course- ha elegido esa ciudad quizá estuvieran motivadas por la creencia de que en la capital castellana la gente es adicta a ellos y a la monarquía. Pero las muestras de adhesión fueron parcas y el rechazo sonoro.

Miles, o millones de españolitos, debiéramos habernos trasladado a la ciudad del Pisuerga a explicarle al Borbón que estamos hasta la coronilla de sus cacerías, de sus patochadas y sobre todo del dinero que nos cuesta. Una muestra clara de que el Borbón chochea, y de que bien haría en devolver su corona al pueblo soberano, es que aseguró haber asistido al sarao militar porque ‘si no vengo, me dan’. Que un ancianito –el Borbón no lo es tanto pero, dadas sus particulares aficiones mantenidas a lo largo de una vida, anda bastante deteriorado- chochee puede despertar ternura, que lo haga un Jefe de Estado en un país en enormes dificultades resulta inadmisible. 

Aparte de dejarle claro al Borbón y prole que muchos españolitos no queremos monarquía, los manifestantes le ‘comunicaron’ al Gobierno –del PP, of course- que resulta inaceptable que, en un país en el que se niega ayuda a los dependientes, se cobra por los fármacos a los pensionistas y se aumenta de forma intencionada la ratio de sus profesores, se tiren nada menos que seiscientos mil euros en homenajear un trapo de colores y en sacar a pasear a ese ancianito chocho luciendo el uniforme de Capitán General. Ese que viste por la gracia del genocida Franco, que fue quien nos lo colocó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…